Semana de la Lactancia Materna

Los especialistas sostienen que debe ser exclusiva durante 6 meses y prolongarse hasta los 2 años.

Por Gimena Rubolino

lunes 3 de agosto, 2020

Se trata de una iniciativa de la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA) que tiene por objetivo proteger, promover y apoyar la lactancia en todo el mundo.

Tiene lugar todos los años del 1 al 7 de agosto. El lema de este año es “Apoyar la lactancia materna para un planeta más sano”.

La lactancia materna es mucho más que un alimento y no tiene sustituto, es la máxima expresión del vínculo madre-hijo.

Los especialistas sostiene que debe ser exclusiva durante 6 meses y prolongarse hasta los 2 años porque constituye  la oportunidad del bebé para poder crecer con todo su potencial intelectual, físico y emocional.

La lactancia materna contribuye a que el bebé sea menos susceptible a padecer una serie de enfermedades, como por ejemplo infecciones respiratorias, gastroenteritis y otitis media aguda. Ayuda también a que tenga una mejor visión, favoreciendo su comunicación con el entorno y, consecuentemente, su desarrollo. Mientras que en su vida adulta verá disminuido su riesgo de sufrir sobrepeso y obesidad, diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer, celiaquía y enfermedad inflamatoria intestinal, entre otros beneficios.

Beneficios de la Lactancia

La lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita:

  • Inmunológicos: los niños amamantados se enferman menos y con menor gravedad. Requieren menos días de internación.
  • Fortalece el vínculo de amor con la mamá.
  • Previene enfermedades maternas.
  • Disminuye el costo de salud pública.
  • Contribuye a mejorar el medio ambiente.

 Recomendaciones

  • Tomar 1 litro más de agua por día de lo que bebe habitualmente, ya que el bebé toma no menos de 800 ml diarios.
  • Alimentarse en forma saludable (sobre todo consumiendo frutas, verduras y cereales integrales).
  • No hacer dietas para adelgazar, porque con la propia lactancia perderá el peso ganado durante el embarazo.
  • Recibir hierro y ácido fólico de acuerdo con las recomendaciones de su médico obstetra.
  • Hacer ejercicio, pero no con el objetivo de perder peso.
  • Tener en cuenta que la propia lactancia, a través del contacto piel a piel de indiscutible valor afectivo, mejora la autoestima en la mujer y disminuye los riesgos de depresión y de estrés.
  • El cuidado del niño que es amamantado es una tarea compartida por la pareja. Los padres varones deben ser aliados en este período, acompañando a la mamá.
  • Hasta los 6 meses (lactancia exclusiva) el bebé no necesita otra ingesta que el pecho, ni siquiera agua. Si recibe otros líquidos, sentirá menos sed y no demandará la puesta al pecho con el mismo entusiasmo.
  • Ponerlo frecuentemente al pecho. Tener en cuenta que la leche que más alimenta es aquella que tiene más grasa, y se encuentra al final de la toma de cada pecho. Por ello, hay que esperar que se vacíe un pecho antes de pasar al otro.
  • Para aquellas madres que trabajan fuera de su casa, sin su hijo: es importante conocer y utilizar las técnicas de extracción manual o con equipos especiales, para la conservación de la lactancia.

 5 pasos para una lactancia materna exitosa (Unicef y la OMS)

  • Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida.
  • Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua.
  • Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche.
  • No dar tetinas, chupetes u otros objetos artificiales para la succión a los bebés amamantados.
  • Promover la creación de grupos de apoyo a la lactancia materna y remitir a las madres a los mismos.

 

 

Comentarios