Robo de cables: tras una serie de allanamientos, secuestraron 13 mil kilos de cobre fraccionado

En el marco de la investigación por el delito que ocasionó perjuicios por 8 millones de pesos, la Policía Federal también incautó 6 automóviles, unos $150 mil, computadoras, teléfonos celulares y armas de fuego.

Por Redacción

miércoles 5 de agosto, 2020

Una serie de allanamientos en distintos puntos de la ciudad fueron llevados a cabo este miércoles por personal de la Policía Federal, en el marco de la investigación por el robo de cables de telefonía y fibra óptica ocurrido a principios del mes pasado en el barrio Las Heras.

Por el delito perpetrado durante el feriado del mes de Julio, unas 158 familias de ese barrio quedaron incomunicados y sin el servicio de internet durante varios días. 

Además, la maniobra habría producido un perjuicio económico a la firma de telefonía de más de 8 millones de pesos.

Oficiales de la División Operativa de Investigaciones de la Policía Federal fueron quienes efectuaron las acciones en las que inspeccionaron las instalaciones de dos chatarreras de la Avenida Polonia, depósitos y oficinas de otras firmas de servicios, como también domicilios particulares de personas ligadas en el caso.

El objetivo fue constatar la existencia de elementos, documentos o evidencias que acrediten la autoría material e intelectual del delito. Sin embargo, según las fuentes policiales, de momento no se han identificado a los autores del hecho, ni los roles o vínculos. 

Durante los allanamientos se secuestraron 6 automóviles, unos 150.000 pesos, computadoras, teléfonos celulares, documentación de compra- venta de metales, armas de fuego sin registrar y más de 13 mil kilos de cobre fraccionado.

Las diligencias, se llevaron adelante por orden del Juzgado Federal n° 3, en el marco de la causa caratulada “Robo e Interrupción a los Medios de Comunicación”, que tramita ante la Fiscalía Federal n° 2.

Por el hecho, se detuvo en primer término a siete personas que fueron descubiertas en un descampado cercano prendiendo fuego los cables de telefonía robados a lo largo de casi 3 kilómetros de extensión.

Luego de esta evidencia, la Fiscalía General N° 2 y la Agencia Regional Federal de Mar del Plata recabaron información con el análisis de las imágenes obtenidas a través de las cámaras de seguridad Municipal del Centro de Operaciones y Monitereo.

Además, los testimonios de los vecinos permitieron avanzar para efectuar el allanamiento llevado a cabo este miércoles.

Durante los allanamientos también participaron miembros de AFIP-DGI y peritos policiales del área de comunicaciones federales de la misma Agencia Regional, destinados a evaluar el material y los documentos hallados en el sitio.

Comentarios