El drama y la preocupación de una familia marplatense con COVID-19

Un contagio sin nexo epidemiológico aparente se diseminó entre familiares que se comunicaron con el 107, pero no obtuvieron respuestas y decidieron hisoparse en laboratorios privados. Hay 9 casos positivos y 6 en estudio.

Por Redacción

domingo 9 de agosto, 2020

"Acá en el barrio hay una preocupación total porque hay gente que no tiene, como nosotros, la posibilidad de hacerse los estudios en un laboratorio privado y en el 107 no te dan bola", le confió a El Marplatense Maximiliano, un vecino del barrio San Antonio, quien tiene a gran parte de su grupo familiar con COVID-19 y aguarda por los resultados de su segundo hisopado.

"Mi ex mujer, el marido, mis dos hijos, la hermana del marido, mi esposa, mi ex cuñada y su marido, y mi hermana" tienen coronavirus, según detalló.

"Esto comenzó con la mamá de mis hijos y mis hijos. Compartimos el cumpleaños de uno de ellos el 26 de julio y dos días después le detectaron coronavirus por un laboratorio privado, porque estaban con síntomas, llamaron al 107, que nunca apareció. Incluso a la mamá de mis hijos le habían dicho por teléfono que tenía faringitis", describió.

"A partir de ahí, el resto de los que habíamos estado con ellos comenzamos a llamar al 107 para ver si nos hisopaban, porque mis hijos están todos los días en mi casa y vivimos a 30 metros de distancia, y nunca vinieron. Entonces por obra social lo hicimos por nuestra cuenta", denunció el vecino del barrio San Antonio.

"El abuelo de los nenes falleció tras ser operado de vesícula y nunca supimos si tuvo coronavirus", agregó.

Pero la cadena de contagios no finalizó allí: "Mi señora, que trabaja en Congelados Ártico, informó de la situación y la empresa la mandó a hisoparse de manera privada y dio positivo. Por eso me tuve que volver a hisopar", aseguró Maxi, que padece enfisema pulmonar, lo cual es un agravante en el posible caso de haber contraído COVID-19.

 

A raíz de ello, la empresa decidió cerrar las puertas e hisopar a todo el personal. Algo que hizo la concesionaria automotriz donde trabaja la pareja de su ex esposa, pero todos los resultados fueron negativos.

"Estoy aislado en mi casa con mi esposa y no sabemos cómo vamos a hacer porque no tenemos quién nos haga los mandados. Lamentablemente nos va a tocar a todos porque la mamá de mis hijos no tiene ni idea dónde se lo pudo agarrar y es una persona súper limpia, cuidadosa", se lamentó.

Y volvió a arremeter: "Llamamos para que nos informen sobre aislamientos y cómo seguir. En la casa de mi hermana, que vive adelante mío, son 6 personas. Pero no nos saben informar de nada y hay tres personas más para hacer el estudio. No hay una información clara y hay un gran desconcierto e irresponsabilidad en la sociedad".

Asimismo, el propio Maximiliano le confió a este medio que cuatro adolescentes de la familia, por cuenta propia, se acercaron hasta el Cema y tras varias horas de espera, finalmente los hisoparon.

Comentarios