Inareps ya recibe derivaciones del HIGA: cómo es el plan para liberar camas

La directora del Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur, Laura Valente, detalló cómo es el funcionamiento del establecimiento y la articulación para descomprimir la atención en el Hospital Interzonal General de Agudos.

Por Redacción

miércoles 12 de agosto, 2020

El Inareps en tiempo de coronavirus continúa atendiendo a los pacientes de rehabilitación bajo estrictos protocolos de seguridad e higiene y "dispone de 39 camas generales" para personas con otras patologías, según indicó a El Marplatense la directora del establecimiento, Laura Valente, para descongestionar al Hospital Interzonal de Agudos (HIGA), donde se concentran los casos de coronavirus.

En principio se barajó la posibilidad de que el Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur (Inareps) tuviese una ampliación de camas para recibir pacientes con COVID-19. Cuestión que se desestimó por completo hace un mes.

Los anuncios, la evolución y el mecanismo de aceleración de captación de pacientes para liberar camas en el HIGA fue detallado por Valente, en diálogo con este medio.

"Esas 60 camas que anunció Bernabei la semana pasada es de la dirección anterior, que había puesto el establecimiento a disposición del municipio para el tratamiento de coronavirus. Aunque bajo ningún punto de vista podían ser esa cantidad porque es un instituto de rehabilitacion y disponemos de 39 camas generales ya que, para mantener la distancia entre camas, hubo que retirar algunas", comenzó.

"Yo asumí el 9 de abril, entonces dispusimos un espacio que es un ala de la institución, que tenía la mejor circulación posible y nos permitía movernos en espacios limpios de virus. En total, son 22 camas generales, 2 de intermedia y 3 de terapia intensiva. Estuvimos 100 días con esa disposición y no pasó absolutamente nada", confió la titular del Instituto.

De todas maneras, aclaró que "no obstante, la gente se sigue enfermando igual. Siguen habiendo secuelas de ACV, politraumatismos, traumatismos de cráneo, lesión medular y todos ellos se quedaban en el HIGA a la espera de rehabilitación. Entonces, viendo esa situación, solicitamos al Ministerio de Salud de la Nación para empezar a hacer lo que sabemos hacer, que es rehabilitar personas, así que nos salimos del circuito del coronavirus y desde hace un mes estamos internando pacientes para rehabilitar".

Asimismo, Valente detalló los protocolos de prevención que se llevan a cabo, los cuales permitieron detectar un caso de COVID-19 derivado del HIGA: "Tenemos estrictos protocolos porque en los tratamientos de rehabilitación es imposible la distancia social. Y lo que le incorporamos fue, que a medida que iban ingresando, en lugar de poner a todos los pacientes juntos, disponer un aislamiento preventivo como caso sospechoso".

"Por suerte hicimos así. La semana pasada trajimos a un chico de terapia intensiva del Interzonal por un politrauma y a los dos días empezó a tener sintomatología y nos dio COVID positivo. Si no hubiéramos hecho esto, sería un desastre", resaltó.

"Es un chico joven, con un trauma de tórax, con síntomas leves y es atendido por personal específico que no se cruza con el resto del personal. De hecho ya estaba estipulado que nadie, dispuesto para casos sospechosos o preventivos, se cruce con el resto", detalló la responsable de Inareps.

En cuanto al mecanismo para liberar camas del Hospital Interzonal General de Agudos, Valente expuso que "hace 20 años que un equipo de profesionales va al HIGA todas las semanas a buscar pacientes para que no se escaren, no se desnutran, entonces los evaluamos en el hospital y los traemos al Inareps. Ese mecanismo lo estamos acelerando".

"Por otro lado, lo que nos pidieron es que casos con secuelas traumatológicas que están bajo tratamiento antibiótico por una cirugía, terminen esos días internados en el Instituto", aseveró.

"Esos son los pacientes que vamos a descomprimirle al Hospital Interzonal", añadió.

Asimismo, también reconoció la prioridad que se le otorga al HIGA en esta articulación y aceleración de traslados. "Nuestra misión es rehabilitar personas y sabemos fehacientemente que si no lo hacemos nosotros, no lo hace nadie. Hoy le estoy dando prioridad a los pacientes derivados del HIGA y tengo una lista de espera de hospitales de la zona y de las provincias", confió Valente.

Cambios en el tratamiento de pacientes

La situación epidemiológoica exigió protocolos de prevención, como así también modificaciones en el tratamiento para rehabilitaciones.

"Los pacientes están recibiendo tratamiento a la mañana y a la tarde, cosa de intensificarlo, darle de alta y liberar la cama rápido para que entre otro", contó la directora de Inareps. 

Al tiempo que aclaró que "no hay acompañantes ni visitas. La puertas están cerradas, ingresamos con un QR, tenemos control debido a que todos los pacientes tienen comorbilidades porque una persona que hizo un ACV es hipertensa o diábetica y no nos podemos dar lugar a nada. Desde el Ministerio nos han equipado, nos permitieron nombrar personal y hemos recibido insumos. Por ello estamos tranquilos".

A su vez, Valente adelantó que "con el paciente ambulatorio salimos como pudimos por videos y WhatsApp, pero ahora accedimos a la plataforma de telesalud del Ministerio. Armamos toda una sala con computadoras y capacitamos al personal. Esta semana vamos a migrar todo a telesalud y es muy importante porque permite una protección de los datos personales".

Comentarios