MIRÁ EL VIDEO

Así quedó el casino de Necochea tras el incendio

El intendente del municipio, Arturo Rojas, visitó las instalaciones junto al subsecretario de Planeamiento, Guillermo Botella y el ingeniero civil, Gustavo Pardal, para conocer los daños que sufrió el Teatro Auditorium tras el incendio producido el domingo pasado y hacer planear un informe "a conciencia" sobre cómo quedó la estructura.

Por Redacción

martes 18 de agosto, 2020

El intendente de Necochea, Arturo Rojas, junto a varios funcionarios de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, y el ingeniero civil, Gustavo Pardal, recorrió este martes el edificio del Teatro Auditórium, el cual se quemó el domingo pasado, para observar el estado de la estructura del mismo.

Al finalizar la recorrida, el subsecretario de Planeamiento, Guillermo Botella, explicó que “convocamos a una serie de profesionales para elaborar un informe oficial sobre cómo se encuentra el edificio” donde se produjo el incendio días atrás.

"A simple vista, se puede decir que la estructura portante resistente de esta parte del edificio se ve bien, pero hay que entrar en detalles haciendo estudios por menores, con instrumental mecánico y eléctrico para sondear cada parte”, especificó, para lo cual el municipio convocó al ingeniero Gustavo Pardal, quien ya ha realizado estudios sobre el edificio”.

Botella argumentó que “hemos encontrado que el revestimiento es lo que se perdió y en la parte portante hemos visto algunos tensores que están complicados pero salvables”, aunque aclaró que “es una estructura que se puede recuperar”, detallando en tal sentido que “primero hay que limpiar, luego evaluar cada pieza en particular de la parte estructural y con algunos muestreos podremos evaluar y sacar conclusiones sobre el destino que se le quiera dar a esta parte del edificio”.

A su turno, Gustavo Pardal afirmó que “la idea es hacer una limpieza general, quitar el peligro de algunas zonas donde hay revoque y cielorraso caídos, para poder ver la estructura”, añadiendo que “parece que la estructura ha quedado bastante protegida y se ha salvado”.

Además, dijo que “hay que hacer ensayos en todas las columnas, hacer un estudio viga por viga y sacar muestras para ensayos de carga y demás para dar un informe a conciencia sobre cómo quedó la estructura”, calculando que dicho trabajo puede demorar alrededor de un mes.

Hay que recopilar información de toda la estructura, con planos y demás, ver cómo estaba antes y comparar con fotos de ahora”, comentó, para agregar luego que “hay daños que son anteriores a esto”, por lo que “hay que observar cuáles se han producido por el incendio y cuáles por corrosión”.

 

Comentarios