Finanzas

Préstamos personales, una buena alternativa de financiación

Es conveniente realizar un estudio exhaustivo de la oferta de préstamos personales que se encuentran disponibles en las distintas entidades financieras para elegir la mejor alternativa para cada caso.

Por Redacción

martes 18 de agosto, 2020

Los préstamos personales, junto con la tarjeta de crédito, constituyen una de las opciones más elegidas a la hora de obtener financiación para hacer frente a ciertos gastos. Sin embargo, afrontar los intereses de los primeros es más conveniente que contraer deudas con la tarjeta.

Frecuentemente se posponen proyectos propios por falta de dinero y no se solicitan préstamos personales por considerar que todos los créditos bancarios tienen como destino inversiones más grandes que las que se desea realizar.

Lo que se suele ignorar es que los préstamos personales son una de las ayudas económicas más convenientes a la hora de cambiar el auto, pagar las vacaciones anuales, remodelar el hogar o renovar los electrodomésticos.

Existe un gran abanico de créditos que pueden consultarse a través de las páginas web de los distintos bancos. Los préstamos personales ICBC son uno de los más convenientes por la amplia variedad de beneficios que ofrecen.

Es conveniente realizar un estudio exhaustivo de la oferta de préstamos personales que se encuentran disponibles en las distintas entidades financieras para elegir la mejor alternativa para cada caso.

¿Por qué conviene solicitar un préstamo personal?

Los bancos suelen ofrecer numerosas facilidades a la hora de brindar créditos personales: desde pagos en enormes cantidades de cuotas, hasta la elección del plazo, la fecha de vencimiento, y la posibilidad de cancelar los pagos de manera anticipada.

Una de las mayores ventajas de los préstamos personales sobre otros tipos de créditos es que las entidades financieras no suelen exigir demasiados requisitos para su aprobación. Esta característica contribuye a que el trámite de solicitud del crédito sea sencillo y ágil, y que el dinero sea otorgado rápidamente.

Además, cabe resaltar la ventaja que tienen los créditos personales con respecto a la tarjeta de crédito, ya que ésta no tiene un plazo de pago fijo y la tasa de interés suele ser variable. Los créditos personales, en cambio, se prestan a plazos determinados y el interés, en general, es fijo.

Por ese motivo, cuando se solicita un préstamo personal, se suele recibir una suma por adelantado y luego se paga el dinero en cuotas mensuales regulares que ya suelen estar estipuladas por la entidad acreedora.

Otra de las ventajas con las que cuentan los préstamos personales con respecto a otros tipos de préstamos es que pueden ser solicitados independientemente del nivel de ingresos con el que cuente su titular.

¿Para qué se pueden usar los préstamos personales?

El dinero obtenido a través de este tipo de créditos puede ser utilizado para fines muy diversos: desde la compra de bienes tales como electrodomésticos o vehículos, hasta la financiación de viajes, los préstamos personales constituyen una gran ayuda económica para concretar proyectos personales.

Los préstamos personales también son útiles para cancelar deudas. Si bien en este caso se trata de cancelar deuda tomando más deuda, resulta conveniente hacerlo para unificar vencimientos y dar fin al acrecentamiento de intereses acumulados junto con las deudas impagas.

Del mismo modo, en caso de tener deudas con la tarjeta de crédito, resulta conveniente pagar el monto total adeudado con un préstamo personal ya que los intereses que se generan producto del pago del monto mínimo de la tarjeta son mayores que el pago de las cuotas del préstamo.

La financiación de emprendimientos personales también es un destino frecuente del dinero solicitado a través de este tipo de crédito, que es una gran opción para obtener el capital inicial que en muchos casos resulta difícil de conseguir al comenzar un negocio.

Hay muchas maneras de usar los préstamos personales, por eso es conveniente conocer las alternativas que ofrecen los distintos bancos, y tenerlos en cuenta a la hora de encarar los proyectos futuros.

Comentarios