Un preso intentó fugarse de la cárcel con una soga hecha de sábanas en Florencio Varela

Fue descubierto por guardacárceles que lo persiguieron por los techos de la Unidad 24 de Florencio Varela y lo atraparon.

Por Redacción

martes 18 de agosto, 2020

Un preso de nacionalidad uruguaya intentó fugarse con una soga realizada con sábanas de la Unidad 24 de Florencio Varela, pero fue descubierto por guardacárceles que lo persiguieron por los techos y lo atraparon, informaron hoy fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

El hecho, que se conoció este martes, ocurrió el pasado jueves cerca de la medianoche, cuando el detenido, del que no trascendió su identidad, intentó fugarse de la Unidad 24 ubicada en el mencionado partido del sur del conurbano.

Fuentes de SPB precisaron que el hombre, de 28 años y de nacionalidad uruguaya, logró escapar de su celda tras forzar el pasaplato y, luego, con un tenedor reformado pudo abrir el candado de una puerta metálica para ganar el patio ubicado en el pabellón 8, según consignó la agencia nacional Télam.

Fue allí que uno de los guardiacárceles observó movimientos sospechosos en la zona de los techos y dio aviso a las autoridades.

En ese momento, personal de la Sección de Vigilancia y del Grupo de Intervención Especial (GIE) inspeccionaron el sector y divisaron al detenido arriba del techo, por lo que lo corrieron y a pesar de que ofreció resistencia, fue reducido en el sector de régimen semiabierto intramuros, ubicado en el sector de admisión, destacaron los voceros.

Las fuentes señalaron que el detenido, de contextura delgada, había colocado prendas de vestir formando bultos debajo de la frazada en su cama de la celda 17 para simular que se hallaba durmiendo.

Una vez requisado un bolso de su propiedad, se estableció que el detenido utilizó una soga trenzada hecha con restos de sábanas y en cuyo extremo tenía un gancho, indicaron.

En el hecho tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Florencio Varela, especializada en delitos en unidades carcelarias, y las autoridades del SPB.

Comentarios