Casación mantuvo la domiciliaria para el ex fiscal Gustavo Demarchi

La Cámara Federal de Casación Penal declaró “inadmisibles” los planteos formulados por las querellas y por la fiscalía contra la decisión que le otorgó ese beneficio.

Por Redacción

lunes 24 de agosto, 2020

La Cámara Federal de Casación Penal resolvió mantener bajo la modalidad de arresto domiciliario el ex fiscal federal de Mar del Plata Gustavo Demarchi, condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, al declarar “inadmisibles” los planteos formulados por las querellas y por la fiscalía contra la decisión que le otorgó ese beneficio.

La decisión fue adoptada por la sala 2 del máximo tribunal penal de este país con los votos de los jueces Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci, mientras que su colega Alejandro Slokar votó en disidencia, según surge del fallo al que accedió Télam.

Los jueces Mahiques y Yacobucci declararon “inadmisibles” las críticas de la fiscalía y los querellantes contra la decisión del Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) de Mar del Plata que lo había beneficiado a Demarchi (74) con el arresto domiciliario, por su estado de salud, pese a haber estado prófugo por más de un año.

Cuando le otorgaron el beneficio del encierro domiciliario, los jueces del TOF de Mar del Plata se basaron en que el acusado había sufrido una rotura total del talón de Aquiles de pierna derecha y padecía otra lesión en una a de sus rodillas.

En el fallo de Casación, el juez Mahiques ponderó “los graves problemas de salud que atraviesa el interno, y la urgencia por la que debió ser internado” tras invocar que la defensa de Demarchi había informado que tal circunstancia fue producto de un accidente cerebrovascular.

En tanto, el juez Slokar sostuvo que corresponde “meritar con extrema prudencia y carácter sumamente restrictivo la aplicabilidad de estas disposiciones en supuestos de delitos graves, conforme normas constitucionales, convencionales y de derecho interno”.

Además remarcó que el ex fiscal Demarchi -condenado a prisión perpetua- estuvo prófugo por más de un año y tuvo que ser extraditado de la República de Colombia, y concluyó que “los crímenes de esta laya resultan imprescriptibles, no pasibles de indulto ni amnistía, tampoco puede conmutarse o reducirse la respuesta punitiva impuesta, pues se ingresaría nuevamente en un pasaje de impunidad”.

En 2016, el ex fiscal federal fue condenado a prisión perpetua –no firme- por ser coautor de 6 asesinatos cometidos a mediados de la década del 70 en la ciudad balnearia cuando estaba al frente de la Concentración Nacional Universitaria (CNU).

Se trata de la investigación de los homicidios de Enrique Elizagaray, Guillermo Enrique Videla, Jorge Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla y Bernardo Goldemberg, cometidos en la denominada "noche de la masacre del cinco por uno", en marzo de 1975.

Demarchi además fue condenado por la privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia y el homicidio calificado de la decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica María del Carmen “Coca” Maggi, y por el delito de asociación ilícita.

Comentarios