Continúa el conflicto en las tres casas de decoración tomadas por los empleados

Los trabajadores tuvieron que desocupar una de las sucursales por un corte de energía eléctrica y al volver se encontraron con la cerradura cambiada y el local "vaciado". Esperan que "el juez se expida con la causa" y aclararon que no se están "repartiendo la venta de mercadería".

Por Redacción

martes 25 de agosto, 2020

Las tomas en las tres casas de decoración que comenzaron en agosto continúan solo en dos de las sucursales, ya que los trabajadores del local ubicado en Constitución al 6000, debieron desocuparlo el sábado por corte de la energía eléctrica y cuando volvieron se encontraron con la cerradura cambiada. 

Según contaron a El Marplatense los empleados, "los dueños vaciaron el local". "Por datos que nos hicieron llegar, la mercadería fue trasladada a uno de los depósitos, ubicado en la calle Valentini", indicaron.

Además, aclararon que "hay información errónea que circula". "Nosotros no nos estamos repartiendo la venta de mercadería, pusimos todo lo recaudado a disposición de la justicia. Estamos esperando que el juez se expida con este tema", explicaron.

"Hoy recibimos cartas documento con armado de causa penal por que apuntan que nos repartimos el dinero. Cuando se presentaron en los locales con escribano para redactar un acta nos pidieron la recaudación, le pedimos los números de cuenta de cada empresa para depositarlo, pero se negaron", detallaron.

"Querían que les digamos que no, pero no se la íbamos a dar en la mano a él porque sabíamos que desparecía, no queda registrado en ningún lado, por eso necesitábamos los números de cuenta de cada razón social", agregaron.

En ese sentido, manifestaron estar "tranquilos". "Si hay alguien que se manejó de una manera irregular y delictiva no somos los empleados, por eso queremos desmentirlo", expresaron.

Además, indicaron que el arreglo que ofreció la patronal en el sindicato, "que no es el lugar, porque estamos judicializados y abiertos a escucharlo", fue de 125 mil pesos y a dos de ellos que tuvieron otros cargos 150 mil pesos, según especificaron. "Dicen que lo rechazamos como si eso fuese un ofrecimiento de indemnización, cuando la menor antigüedad es de 10 años", puntualizaron.

"No hemos terminado de cobrar lo adeudado. Seguimos sin cobertura médica. Hay compañeros que tienen hijos con discapacidad y necesitan seguir manteniendo sus tratamientos", expusieron.

Asimismo, apuntaron que "quizás" no pueden acceder al seguro por desempleo, "por la deuda tan grande de aportes", manifestaron.

"Como empleados estamos defraudados, hemos dado mucho por la empresa, tuvimos paciencia para poder cobrar un sueldo, priorizamos siempre el trabajo. Nos han dado vuelta la cara de una manera que no la esperábamos", concluyeron.

 

Comentarios