Coronavirus: "Tenemos falta de camas y el personal está agotado"

Cuando los casos de Covid-19 están trepando aceleradamente, los trabajadores de la salud comienzan a dar muestras de agotamiento. Ezequiel Navarro, secretario general de ATE Mar del Plata, manifestó que hubo "muchos contagios del personal en los dos hospitales y en muchos sectores".

Por Redacción

miércoles 2 de septiembre, 2020

Hace seis meses, cuando la pandemia se acercaba a la Argentina, los trabajadores de la salud comenzaron a transitar un camino engorroso que los obligó a modificar sustancialmente sus tareas cotidianas. Tuvieron que preparar y cumplir estrictos protocolos, cambiar horarios, extender jornadas, utilizar herramientas de protección de manera constante y capacitarse en forma permanente para aprender todo lo posible sobre el nuevo virus y sus consecuencias. El desafío era grande, pero nadie imaginaba por entonces que, además de complicado y singular, iba a ser extremadamente largo.

Ahora, cuando los casos de Covid-19 están trepando aceleradamente, los médicos y demás trabajadores del área, tanto del sector público como privado de la salud local y provincial, empiezan a dar muestras de agotamiento, lo que se refleja en un aumento de pedidos de licencia por enfermedades físicas y problemas anímicos, en un “cansancio mental” creciente que trae malestar, enojo e impotencia.

Les pasa a aquellos que están más expuestos, a los que transitan horas y horas en una guardia, los que toman las muestras a los pacientes, los que atienden a los enfermos de Covid-19 en sala general y en cuidados críticos, los que hacen los seguimientos de los casos en forma telefónica y presencial, entre muchos otros.

"Actualmente tenemos una situación compleja. Cuando hablamos de personal de salud, es importante incluir desde los compañeros y compañeras que abren las puertas, toman la temperatura, atienden el teléfono, el trabajador de limpieza que nunca es nombrado y que tiene una tarea que es fundamental hoy en día", manifestó Ezequiel Navarro, secretario general de ATE Mar del Plata, en diálogo con el programa "Antes que sea Tarde", por Radio Mitre Mar del Plata FM 103.7

"Hace tiempo que la situación se viene complicando. Desde las entidades de salud provinciales hace tiempo que le vienen pidiendo al intendente que exista mayor control. Cuando se empezaron a ver más locales abiertos, se encendió una alarma. Cuando empezaron a salir entre 50 o 60 casos todos los días, los efectores de salud provinciales le plantearon al intendente que si esta situación no se controlaba, iba a terminar en lo que lamentablemente terminó hoy, con un retroceso de fase", afirmó.

"Me parece que en este momento cada uno se tiene que hacer responsable de sus dichos. El intendente planteo en su momento de que si se hacían las cosas bien uno no se contagiaba, con lo cual estigmatizaba en cierta forma al personal de salud. Hoy no vemos que haciendo las cosas bien y no muy bien, en Mar del Plata tenemos una situación epidemiológica muy compleja", aseguró Navarro.

"Tenemos falta de camas y el personal está agotado. Hace cinco meses que estamos en esta situación y desde que está la pandemia los trabajadores y trabajadoras de salud no se pueden tomar ningún tipo de licencia, lo cual es una situación complicada, que se va a complicar aún más", subrayó.

"Lamentablemente hemos tenido muchos contagios del personal en los dos hospitales y en muchos sectores. La semana pasada estuvimos reunidos en el comité de crisis con el director del Hospital Materno Infantil, junto al cuerpo de delegados, donde se han planteado algunos ajustes, como en las visitas", destacó el referente de ATE.

En referencia a los dichos del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien manifestó que se finalizó agosto con la demanda controlada en el sistema de salud, Navarro sostuvo que "hay que reconocer que el gobierno de la provincia hizo un esfuerzo muy importante. El Hospital Modular tiene 25 camas funcionando, porque no se consigue mas personal para atender las 50 camas que se podrían habilitar".

"En referencia a lo que comentaba de ser responsables de los dichos que uno ha realizado, a veces la veo a la secretaria de salud, Viviana Bernabei, a quien conozco desde hace mucho tiempo y quien fue directora del Hospital Materno Infantil, hablando con tanta liviandad sobre algunos temas, cuando la municipalidad no dispone de una cama de internación, teniendo en cuenta que todas pertenecen al sector público nacional, provincial o privado, pero no municipal", remarcó el secretario general de ATE local.

"La municipalidad solo tiene dos centros de atención primaria dispuestos para el Covid-19 y no tiene ninguna cama de internación. Por eso también insisto en que cada efector se tiene que hacer responsable no solo de lo que dice, sino de lo que hace también", destacó.

"La semana pasada la secretaria de salud decía 'sabemos que se están juntando a festejar cumpleaños, hasta en algunos lugares de salud' y yo creo que esas declaraciones son bastante irresponsables por parte de Bernabei. Echarle la culpa a los trabajadores, cuando hoy en los hospitales todo el personal está agotado, como mínimo es faltarle el respeto", concluyó Ezequiel Navarro.

Comentarios