Residuos: más denuncias contra la 9 de Julio

La oposición denunció “microbasurales” en los barrios del sur del distrito de General Pueyrredon. Duros cuestionamientos contra Transportes 9 de Julio SA.

Por Redacción

miércoles 2 de septiembre, 2020

Tal como adelantó El Marplatense, la empresa Transportes 9 de Julio SA ya cobra casi 182 millones de pesos mensuales por el servicio de recolección de residuos en el distrito de General Pueyrredon. Mientras tanto, siguen las denuncias contra la firma basurera.

La concejal del Frente de Todos, Marina Santoro, cuestionó a la 9 de Julio por los problemas de limpieza en los barrios de la zona sur. A través de un proyecto de comunicación, la edil denunció “los microbasurales existentes y el estado de los recipientes de recolección denominados basurines existentes en el barrio San Eduardo del Mar”.

Y remarcó que “el barrio San Eduardo del Mar es el último barrio al Sur del Partido de General Pueyrredon y el cual se encuentra lindante a la Ciudad de Miramar. Cuenta para el depósito de los residuos domiciliarios de recipientes o basurines de cemento, siendo los mismos comunitarios y estando distribuidos en diferentes esquinas del barrio”.

A su vez, Santoro sostuvo que “el sistema de recolección de los residuos domiciliarios se realiza desde estos depósitos en los horarios y días dispuestos por la municipalidad de General Pueyrredon”. “Los vecinos y vecinas han expresado preocupación por la salud e higiene ambiental del barrio, luego de realizar un relevamiento del estado de los basurines”, añadió.

A continuación, la edil opositora manifestó que “los basurines tienen una antigüedad de al menos 50 años. Con el paso del tiempo se fueron deteriorando, presentando roturas y hasta el derrumbe de algunos de ellos, no habiéndose realizado nunca mantenimiento alguno a su respecto. En estos sectores del barrio hay poca luz o es inexistente, llevando a los vecinos y vecinas a colocar de forma ineficaz la basura dentro de los contenedores, en pos de hacerlo con celeridad”.

Y puntualizó: “En los momentos donde se recogen los restos por parte del sistema de recolección urbana, se producen roturas de bolsas por rápida manipulación del personal recolector, por las roturas y enganches producidos por los depósitos en mal estado así como su insuficiencia para la población existente. El barrio ha crecido exponencialmente en los últimos años, siendo estos recipientes insuficientes para la cantidad de producción de residuos actuales”.

“Los vecinos y vecinas expresan su disconformidad con la Empresa recolectora por la forma en que lleva la recolección en el barrio: se realiza en algunos y no en todos los basurines o se dejan en estos depósitos bolsas sin recoger, quedando hasta la próxima recolección de las unidades. Agrava la situación de higiene y salubridad del barrio que, a éstos basurines, se acercan animales de la zona, del tipo doméstico como perros y gatos, así como roedores, aves rapaces y carroñeras como chimangos y caranchos que se alimentan de los residuos, produciendo la rotura de las bolsas para alimentarse y dispersando restos dentro y fuera de los depósitos”, agregó Santoro.

A su vez, la concejal sostuvo que “los desechos que no se levantan se van acumulando dentro y por los alrededores de los basurines. La salud y la calidad de vida de los vecinos y vecinas se encuentran afectadas por este hecho, que genera que la higiene sea un tema prioritario a resolver en el barrio. La situación descripta constituye un reclamo recurrente y urgente de los vecinos y vecinas del lugar”.

“En el partido de General Pueyrredon el servicio de recolección de residuos se realiza a través de una empresa privada contratada mediante una licitación pública internacional. Siendo la que realiza la recolección de los residuos domiciliarios de todo el barrio la empresa 9 de Julio SA. Es el estado municipal la autoridad local en materia de higiene urbana, debiendo garantizar la salud y seguridad de toda la población”, finalizó Santoro.

Comentarios