Katz: "Estamos saturados y con serios problemas de supervivencia en términos laborales y económicos"

El ex intendente de General Pueyrredon Daniel Katz analizó la situación local y a nivel país con respecto a lo que generó la pandemia del Covid-19: "Tenemos un lío enorme y el lío parte porque no ha habido una política clara desde el primer momento".

Por Redacción

jueves 3 de septiembre, 2020

Desde tiempos inmemoriales, los argentinos somos los campeones de las excusas y de marcarle al otro cómo tiene que hacer las cosas. Es una hábito que está en cada uno de los rincones de nuestras vidas: cuando manejamos, cuando trabajamos, cuando votamos, cuando discutimos de negocios y ahora con la salud.

Lo cierto es que al analizar la situación también entran en juegos cuestiones que se relacionan a la responsabilidad del manejo político en cuanto a las decisiones tomadas con respecto a la pandemia y la cuarentena establecida como prevención del Covid-19.

"Creo que estamos haciendo una guerra de todos contra todos, en el sentido de imputarnos responsabilidades, o porque alguien no puede trabajar o porque alguien se está fundiendo, o porque alguien se contagia o porque el joven no tiene conciencia y mata al viejo", manifestó el ex intendente de General Pueyrredón, arquitecto Daniel Katz, en declaraciones al programa "No es un día cualquiera", por Radio Mitre Mar del Plata FM 103.7

"Me parece que tenemos un lío enorme y el lío parte porque no ha habido una política clara desde el primer momento. En mi caso que soy arquitecto, la sensación que tengo como ciudadano, como profesional, es que en algún momento nos encerraron muy rápido y ahora que deberíamos estar mucho mas encerrados, estamos saturados y con serios problemas de supervivencia en términos laborales y económicos. Eso hace que la responsabilidad sanitaria sea más difícil que la mayoría de la gente la asuma", afirmó.

Al ser consultado sobre como se debería haber manejado políticamente la pandemia desde un comienzo, Katz sostuvo que  "no me animo a dar respuestas contundentes, simplemente hago reflexiones. Arrancamos hace ya casi 6 meses diciendo que debíamos ganar tiempo para mejorar el sistema de salud, camas, respiradores, capacidad instalada y demás".

"Creo que eso se hizo, pero la pregunta es si teníamos que estar todos los argentinos encerrados en nuestras casas para que el Estado comprara camas, respiradores, preparara equipos médicos o fue tal vez un exceso de prevención que nos llevó a estos niveles de desgaste que hoy tenemos", subrayó.

"En la obra privada Mar del Plata recuperó poco más de 500 obras. En obras de acuerdo a mi conocimiento, no hemos tenido ningún contagiado, si es que hablamos de la obra propiamente dicha y me parece que la mayoría de los contagiados pasan por relaciones intrafamiliares o grupos de amigos en reuniones en recintos cerrados, durante varias horas y me parece que ahí hemos tenido el 'Talón de Aquiles'", reflexionó el ex intendente.

"Cuando escucho a alguien que dice que en los cafés pongan mamparas y demás, porque es mas grave eso que jugar un partido de fútbol, estoy diciendo que esta persona lo que quiere es jugar un partido de fútbol, mas allá de la cuestión del café que se puede discutir también sobre si agravó o no la situación".

En referencia a las declaraciones de Eduardo Duhalde, quien días atrás generó un verdadero revuelo al anticipar que podría haber un golpe de Estado contra Alberto Fernández y luego se justificó manifestando que "fue un desenganche de la realidad", Katz sostuvo que "no creo que tenga brotes psicóticos, me parece que Duhalde es una persona importante, que sigue teniendo peso específico sobre todo dentro del peronismo y que si algo no es Duhalde es ingenuo. Me parece que la reflexión que realizó, casi contemporánea a un camino que va aparentemente hacia el fracaso de la reforma judicial en el Congreso de la Nación, pueden tener un denominador común".

"La verdad no creo que el presidente y su grupo íntimo político no sepa medir las consecuencias de algunas decisiones. No me parece que Alberto Fernández no se esté dando cuenta que está poniendo la reforma judicial en juego, sabiendo que es muy posible que la pierda. Entonces la pregunta es si no estamos en una reedición del enfrentamiento entre las dos cabezas de este gobierno. Entre el presidente y su vicepresidenta", se preguntó.

"En ese contexto es donde irrumpe nuevamente Duhalde, lo que también habla de una sociedad recalentada, de una situación sobre todo en el conurbano muy complicada, que en lo personal me sonó mucho a 'Alberto recostate en nosotros, porque si no lo haces vas a tener serios problemas'. Honestamente me sonó mucho más a la interna del peronismo y a un llamado a la reflexión del presidente para que cambie de apoyos prioritarios, que a un diagnóstico real de lo que pasa en la sociedad Argentina", destacó Katz.

"La verdad es que mañana se puede morir este maldito bicho del coronaviurs, y tendremos un problema menos en la Argentina, pero los problemas estructurales trascienden por lejos la situación de la pandemia. Corrida la pandemia, Argentina tiene un futuro muy difícil por delante. La economía está siendo devastada", aseguró.

Al ser consultado sobre el rol que cumple Sergio Massa, Katz señaló "cuando veo a la gente alineada con Lavagna, desde Graciela Camaño pasando por diputados que responden al gobernador de Córdoba, diciendo que no votan la reforma judicial, a mi no me extrañaría que en las próximas horas, haya un acuerdo en diputados para tratar este tema por el mes de Octubre o Noviembre".

"Para que se entienda lo que quiero decir, es un esquema similar al caso Vicentin. Si lo vamos a enterrar, si lo vamos a hacer explotar, por lo menos minimicemos el daño, no lo hagamos de manera inmediata y tratemos de que se diluya en el tiempo así el costo político es menor", ejemplificó.

"No me extrañaría que Massa juegue ese rol de ser un amortiguador entre ambas posiciones para manejar algunas cuestiones de manera mas fluida hacia afuera", afirmó el arquitecto.

Ante la consulta de si la extensión de la cuarentena es una excusa por la falta de una estrategia económica, Katz manifestó que  "no lo puedo descartar. El gobierno viene diciendo cosas que duran poco tiempo en el aire, también desde lo sanitario. Lo que está haciendo en los últimos días, es decir le vamos a cobrar más impuestos a aquellos que trabajan en forma regular, que tributan y que están expuestos frente al fisco, algo que se viene haciendo desde hace muchísimos años y cuyo resultado es el que todos conocemos".

"La verdad es que pensar en aumentar la alícuota de ganancia, como también de otros impuestos en momentos en que la clase media, los profesionales, los comerciantes, las pymes están peleando por sobrevivir, me parece que es un análisis de alguien que no está comprendiendo lo que pasa en el día a día en las calles de la Argentina", remarcó.

En referencia a lo que puede venir con respecto a la situación social, Katz señaló que "no se lo que pueda pasar, aunque sí se que la violencia nunca conduce a nada bueno. Espero que la gente reaccione, pero en forma inteligente, democrática y que sea proactiva pero sin caer en el facilismo de la violencia y de la generalización a ultranza. Me parece que vamos camino a una crisis muy delicada".

"La informalidad le está ganando a la regularización la pelea día a día. Me parece que la brecha entre los que tienen y los que no tienen es cada vez más grande. Vamos camino a un esquema bien bien sudamericano, de una clase alta muy acomodada y una clase baja muy empobrecida, con la casi inexistencia de una clase media", detalló.

"Definitivamente hay una crisis estructural enorme, no está funcionando la justicia plenamente, pero cuando lo haga creo que van a haber cantidades enormes de concursos preventivos, de quiebras, de empresas que van a blanquear la situación que tienen, mas allá de los locales vacíos que vemos cuando caminamos las calles de Mar del Plata o de Batán", destacó el ex intendente.

"Me parece que se viene algo grave. La gente gracias a Dios, sobre todo la clase media en Argentina no es mansa, reacciona, tenemos un ADN diferente que es lo que a mí me da esperanza, para no permitir que nos lleven puestos definitivamente", señaló.

Sobre el rol que debe tomar la política, Katz indicó que  "tiene que dialogar, tiene que tener mucha más humildad, la política tiene que saber decir dos o tres cosas. Todo lo que pasa en la Argentina, es en gran parte responsabilidad de la política. Todos y cada uno de los que actuamos alguna vez en política la tenemos. Todos tienen que saber que nadie tiene la receta de la verdad y que el otro puede tener una idea que enriquezca mucho más lo que uno piensa, por lo que debemos estar dispuestos a escucharnos y construir situaciones mejores".

En relación a si existe una complicidad del poder judicial con el político "creo que sí la hay, creo que si la justicia funcionara en la Argentina, muchas de las cosas que pasan, no hubiesen pasado nunca. Primero porque habría muchos dirigentes presos, empresarios, sindicalistas, dirigentes deportivos, curas presos. Pero como en este país la justicia no viene funcionando hace mucho tiempo, una sociedad donde no funciona el sistema de premios y castigos, es una sociedad que se autoexige muy poco. Por este motivo creo que la justicia es tal vez uno de los grandes o máximos responsables de nuestra situación", concluyó Katz.

Comentarios