Confitería Boston: "No se está llegando ni a cubrir los sueldos"

Casi sin facturación durante los últimos cinco meses, con la venta por delivery como la única posibilidad de supervivencia, los empleados reclaman urgentes medidas y manifestaron que "si no nos permiten trabajar, todo irá empeorando".

Por Redacción

lunes 7 de septiembre, 2020

El sector gastronómico está atravesando uno de los momentos más críticos de su historia. La situación afecta tanto a grandes firmas como a los locales más pequeños. Ahora, la preocupación pasa por la extensión de la Fase 3 en Mar del Plata y la continuidad del la modalidad "Take Away", la cual es insuficiente para cubrir los gastos mínimos de cualquier local.

"El impacto es cada vez mayor, venimos de cinco meses donde venimos trabajando muy poco y creo que el sector gastronómico, no solamente a nivel nacional, sino a nivel local, está en una situación gravísima o "en terapia" podríamos decir", manifestó Carolina Jara, trabajadora de la confitería Boston, ubicada sobre la calle Buenos Aires 1927, en declaraciones a El Marplatense.

"Actualmente estamos solo con la modalidad "Take Away" o "para llevar", pero con eso la verdad es que no se está llegando ni a cubrir los sueldos", remarcó.

Ante la consulta de si se sumarán a la iniciativa de algunos gastronómicos de abrir sus puertas a la atención al público mas allá de la extensión de la Fase 3, Jara sostuvo que "hay un grupo de empresarios que esta diciendo que va a volver a abrir, teniendo en cuenta que la situación es caótica. En nuestro caso al estar administrados por la justicia no podemos sumarnos a esa iniciativa. Al no tener ningún empresario que pueda respaldar esta situación, a nosotros solamente nos pagan con lo que se recauda en caja y la situación es realmente grave y preocupante".

Con respecto a la ayuda recibida hasta el momento "nosotros recibimos solamente del Estado Nacional la ayuda de la ATP, que ayuda a cubrir una parte del sueldo de los trabajadores, pero el tema es que con lo que se está vendiendo no se llega a cubrir la otra parte. Nuestra situación es muy grave y creemos que si de parte del municipio no dan algún tipo de ayuda, o al menos se nos permitan trabajar, todo irá empeorando", aseguró la trabajadora de la Boston.

"Entendemos que esta pandemia nos está afectando a todos, aunque creemos que debería haber mayores controles con otras cosas o en otros aspectos y permitirnos trabajar, con todos los protocolos que eso implica y controlando que se cumplan en todos los locales. Necesitamos con urgencia poder volver a trabajar", subrayó.

"Por suerte la gente siempre nos está ayudando, aunque hoy en día la mayoría de las personas están pasando y atravesando una situación bastante complicada y eso se refleja muchísimo a la hora de las ventas", concluyó Carolina Jara.

Comentarios