Más de 31.000 trabajadores de la cultura adhirieron a los créditos a tasa cero

Así lo indicó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Además, afirmó que aún "existen más de 50.000 créditos que todavía están disponibles" para monotributistas y autónomos de esta actividad.

Por Redacción

lunes 14 de septiembre, 2020

Más de 31.000 monotributistas y autónomos que se desempeñan en distintas actividades culturales ya tramitaron un Crédito a Tasa Cero a través de la página web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), aseguró este lunes el organismo.

Asimismo, indicó que, hasta esta mañana, "existen más de 50.000 créditos que todavía están disponibles" para monotributistas y autónomos de esta actividad.

En un comunicado, el organismo recordó que la línea especial de créditos a tasa cero se habilitó hace 40 días para trabajadoras y trabajadores del ámbito de la cultura, por un monto que supera los $ 2.800 millones.

Estos créditos forman parte de las herramientas previstas en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

"La herramienta que tiene como objetivo amortiguar el impacto económico de la pandemia sobre trabajadoras y trabajadores de la cultura estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2020", recordó la AFIP.

Precisó que cada trabajador de esta actividad puede acceder a un monto máximo por $ 150.000, de acuerdo a la categoría en la que está inscripto.

Los fondos solicitados se acreditarán en las tarjetas de crédito de los beneficiarios en tres desembolsos mensuales sucesivos e idénticos, informó Telám.

Los Créditos a Tasa Cero para el sector de la cultura cuentan con un período de gracia de 12 meses, tras lo cual la devolución se hará en "un mínimo de 12 cuotas mensuales, iguales y consecutivas".

Los créditos están disponibles para monotributistas y autónomos que al momento de registrarse hubieran declarado alguna de las actividades contempladas como la producción de espectáculos teatrales, musicales y los servicios conexos; la venta de libros y revistas; la fabricación de instrumentos musicales; y la enseñanza artística, entre otras.

Comentarios