Otro marplatense víctima de la inseguridad: "Me robaron hasta el barbijo"

La inseguridad también es protagonista con hechos delictivos que se repiten día a día. Juan resultó víctima de un robo en Juan B. Justo y 180, donde le sustrajeron una bicicleta prestada junto a todos sus documentos, mientras se dirigía a trabajar.

Por Redacción

lunes 21 de septiembre, 2020

En medio de una situación sanitaria preocupante por la pandemia del COVID 19, que ha afectado a todos los sectores seriamente desde lo económico, hay otra pandemia que parece haberse instalado lamentablemente, la inseguridad.

La notable reducción de las fuerzas de seguridad, castigadas además en los últimos meses por los contagios de coronavirus, es una cuestión que resulta manifiesta, siendo una problemática que si bien se refleja en toda la ciudad, en mayor medida la sufren en barrios de la periferia.

Tal es el caso de la zona ubicada en la intersección de la Avenida Juan B. Justo y 180, donde se encuentra ubicada la villa "La Palangana", donde Juan un vecino de la zona, quien muy temprano en horas de la mañana de este lunes, fue víctima de un robo, mientras se disponía a llegar a su trabajo.

"Me robaron la bicicleta, documentos, tarjetas de crédito e incluso hasta el barbijo, me robaron todo. Esto pasó en Juan B. Justo y 180 donde se encuentra ubicada la villa La Palangana", manifiestó Juan en declaraciones a El Marplatense.

"Lamentablemente es una zona donde siempre suele haber robos y nunca hay un patrullero, nunca está la policía cuando uno la necesita, sobre todo en una hora pico como a las seis de la mañana, donde la mayoría salimos a laburar ", aseguró.

Sobre como ocurrió el robo, Juan relató que "venía por 180, llegué a Juan B. Justo, luego doble hacia el regional y cuanto hice 100 metros se me cruzaron 5 o 6 personas con cuchillos y armas, sin que hubiera nadie que viera nada y así me robaron. Me dejaron ahí, por lo que tuve que caminar unas cuadras, tomarme un taxi para llegar al trabajo, donde la patronal me pagó el viaje".

"Por suerte pude llegar a trabajar y gracias a Dios no me lastimaron, pero la verdad que los que trabajamos y vivimos en los barrios estamos muy desprotegidos y nadie hace nada" afirmó Juan.

"Ahora tengo que denunciar y tramitar toda la documentación robada y para colmo la bicicleta que tenía era prestada. Ahora me quedé sin nada y a pie, ni siquiera tengo la tarjeta de colectivo", se lamentó.

"Nosotros vivimos al día y la verdad que ahora no se que hacer. Tengo que pagar la bicicleta, que es un gasto que no puedo cubrir y ni siquiera tengo la tarjeta para viajar en colectivo. Vivo a 100 cuadras del Hospital Regional y ahora no se en que movilizarme para viajar y volver hoy a mi casa", concluyó Juan.

Comentarios