Indignante: lo cremaron por error y entregaron sus cenizas a otra familia

Familiares de un hombre fallecido en el HPC, negativo a coronavirus, denunciaron que a otra familia le entregaron las cenizas en lugar de las correspondientes a una mujer que sí murió a causa de la enfermedad.

Por Redacción

miércoles 23 de septiembre, 2020

Confundieron el cuerpo de una mujer con el de un hombre. Un paciente fallecido por COVID-19 con otro negativo. Esto es lo que denuncia Mariel Bianchi, nieta del hombre, negativo al test de coronavirus post mortem.

Así, los familiares se quedaron sin la posibilidad de despedirlo y tampoco tienen las cenizas. Cuando un paciente de coronavirus fallece, el cuerpo se envía directamente al crematorio y se le entregan las cenizas a la familia. Esto ocurrió al revés. Por error se envió el cuerpo de este hombre, se cremó y se dieron las cenizas a la familia de una mujer fallecido por COVID-19.

"El Hospital Privado de Comunidad entregó el cuerpo de mi abuelo en lugar del cuerpo de una mujer que falleció por COVID. La funeraria se comunicó con el hospital, que afirmó que mi abuelo era negativo y hoy lo podíamos despedir. Pero esta mañana nos avisaron que todavía no tenían el cuerpo", comenzó el relato de Mariel Bianchi con El Marplatense.

"La funeraria inicia todos los trámites para venir a retirar el cuerpo, pero a las 11 de la mañana nos llamaron avisándonos que fue entregado de forma equivocada el cuerpo de mi abuelo en lugar de la otra mujer", se indignó la nieta del hombre fallecido.

"Qué error puede cometerse, más allá de estar mal rotulado, confundir a una mujer con un hombre", subrayó.

En cuanto a las explicaciones de las autoridades del nosocomio, la joven aseveró que "los directores del HPC nos dijeron que están haciendo lo posible para contactar a la otra familia y recuperar las cenizas, pero a esta altura capaz que las arrojaron al mar o vaya a saber uno qué hicieron con las cenizas de mi abuelo".

Asimismo, relató que que "el Hospital nos llamó el lunes con la noticia que mi abuelo había fallecido y debimos esperar 48 horas por el correspondiente hisopado que debe hacerse".

En cuanto a la imposibilidad de despedir los resto de su familiar, Bianchi confesó que "es una impotencia y una bronca tremenda. Las palabras de consuelo y explicaciones técnicas que nos dieron los directores del hospital ya no nos sirven de nada. Es una tristeza muy grande no poder despedirse de tu familiar".

Comentarios