Créditos UVA: "El congelamiento no resuelve el problema de fondo que seguimos teniendo"

Por la pandemia, la cuota se congeló hasta el 30 de septiembre y a pesar de que el Gobierno anunció una extensión del mismo, quienes tomaron el préstamo están preocupados porque al vencer el congelamiento, aseguran que va a haber un salto importante en su valor. Javier Ferra, uno de los tantos marplatenses que adquirieron estos créditos, manifestó que "la única solución es salir de la indexación".

Por Redacción

lunes 28 de septiembre, 2020

El Gobierno decidió prorrogar los decretos que congelaron los precios de los alquileres y de las cuotas de los créditos UVA. Ambas medidas, que fueron tomadas en el comienzo de la pandemia, estaban vigentes desde fines de marzo pero vencían el próximo 30 de septiembre.

En el caso de los créditos hipotecarios en UVA, el Gobierno planea seguir con el congelamiento y luego presentar un cronograma para ir ajustando en 18 meses la cuota según lo que hubiese correspondido, según adelantó Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete de Ministros. De esa forma, se busca que no sea “un golpe para las familias”.

"Nos sorprende que este gobierno ya lleve 9 o 10 meses en funciones y que por ahora la única solución que nos brinda es seguir congelando la cuota, mientras el capital que es el gran problema que tenemos sigue aumentando" manifestó Javier Ferra, uno de los tantos marplatenses que adquirieron estos créditos, en declaraciones a El Marplatense.

"La realidad es que si bien es un alivio el congelamiento, para la economía de las familias hoy en día, la realidad es que no resuelve el problema de fondo que seguimos teniendo, que es que se sigue actualizando, se sigue indexando el capital, los salarios no acompañan el ritmo de la inflación y las familias están sobre endeudas con el tema de los prestamos", aseguró.

Según un relevamiento del Banco Central a comienzos de año, en la Argentina existen unos 105.000 deudores hipotecarios UVA, de los cuales 95.000 corresponden a préstamos para vivienda única y de hasta 120.000 UVA. Eso equivalía a cerca de $1,7 millones en 2016 (unos USD 113.000) y a $6,8 millones en 2020 (unos USD 67.700 al “dólar solidario”).

"En mi caso particular tengo una cuota que está congelada al valor de marzo de este año y todas esas diferencias que yo no estoy abonando desde que arrancó el congelamiento se siguen acumulando en lo que significa el capital y el otro tema es que no se sabe que va a pasar con esas diferencias que nosotros dejamos de percibir", remarcó Ferra.

El Decreto de necesidad y urgencia 320/20 había dispuesto el congelamiento de las cuotas de los contratos de alquileres hasta el 30 de septiembre de este año (se paga el mismo valor que en marzo). Y preveía que la diferencia entre el monto congelado y el monto previsto en el contrato se pagara en cuotas (entre tres y seis) a partir de octubre. Con la prórroga se extenderá ese plazo.

"En un momento decían que esas diferencias que en algunos casos llegan 50, 60 o 70 mil pesos se iban a abonar de tras a seis cuotas, lo que implica que una cuota actualizada, mas esa deuda que nosotros venimos acarreando, va a ser imposible afrontarla", afirmó.

"Quienes se encuentran en el gobierno actualmente, cuando estuvieron en campaña nos dijeron que iban a evaluar la salida, que iban a buscar una solución a este tema y uno entiende que ellos no fueron los que impulsaron este tipo de créditos, sino el gobierno anterior, pero de todas maneras uno también se apoyó en ellos y en sus promesas de campañas de que iban a buscarle una solución a este tema, y por ahora lo único que hacen es congelar la cuota", lamentó Ferra.

"Lamentablemente el capital adeudado sigue subiendo y la realidad es que la incertidumbre sigue reinando, por que hasta enero tendremos la cuota congelada, pero en enero no sabemos que es lo que va a a pasar", subrayó.

Al ser consultado por quienes atraviesan esta problemática en Mar del Plata, Ferra sostuvo que "tenemos contacto entre los grupos y redes sociales donde intercambiamos ideas, experiencias y la verdad es que cada vez mas gente se encuentra "apretada" y ya hay muchos más que decidieron directamente acudir a la vía judicial".

"La solución es salir de la indexación de estos créditos. El gobierno desindexó la economía, congeló precios, tarifas y todo, pesificando la economía y nosotros queremos lo mismo. Queremos salir del sistema UVA y pasar a una tasa de interés, un crédito tradicional o que se ajuste por otra variable que no sea la indexación a través de la inflación", concluyó Javier Ferra.

Comentarios