Crimen del italo-argentino: cobra fuerza la hipótesis de que el disparo sólo pretendía "atemorizar"

Así lo indicó Leandro Arévalo, fiscal a cargo de la investigación. Fernando Maniglia tenía 48 años y vivía en Milán. Este domingo, murió producto de un disparo en el abdomen efectuado por uno de los asaltantes que había robado la casa de su vecino del barrio Las Canteras.

Por Redacción

lunes 28 de septiembre, 2020

Un hombre de 48 años fue asesinado este domingo a la madrugada cuando uno de los cinco delincuentes que llevaba adelante un robo en una vivienda vecina lo vio acercarse y efectuó un disparo que impactó en su abdomen. La víctima vivía en el extranjero y había extendido su estadía en una casa del barrio Las Canteras debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El hecho ocurrió cerca de la medianoche. Leandro Arévalo, fiscal a cargo de la investigación, indicó que concentran sus esfuerzos en intentar obtener imágenes de las cámaras, pero que debido a la hora y el clima tormentoso atraviesan ciertas dificultades.

Además, destacó: "El sistema de cámaras es deficiente porque las que tenemos ahí cerca no están funcionando. Entonces, tenemos que irnos a la periferia y hacer un rastreo para ver si en los sectores aledaños se alcanza a divisar algún vehículo compatible con el que intervino en el hecho o el sustraído a la víctima del robo".

Según informaron, Lucas Esteban Fernando Maniglia (48) era un argentino que vivía en Italia y había regresado al país para visitar a su familia. La idea era venir unos meses, pero, debido a las restricciones impuestas en el país por la pandemia del coronavirus, quedó varado en Mar del Plata hasta este domingo cuando falleció.

Con la intención de explicar los primeros pasos de la investigación el fiscal a cargo de la misma, Leandro Arévalo, indicó: "El vehículo sustraído ya tiene el pedido de secuestro y lo estamos buscando intensamente. Y tenemos la obtención de datos a partir de la labor de la policía científica, que estuvo hasta la cinco de la mañana en el lugar de los hechos tratando de ver si alguno de los objetos manipulado en el interior de la vivienda permite arrojar algún tipo de dato".

Sobre la cronología de lo ocurrido, detalló: "La víctima del robo estaba en su vivienda cerca de la medianoche y tenía que buscar a su pareja. Decide salir, cierra la vivienda, sube a su vehículo y cuando está saliendo se estaciona detrás de él otro rodado. Pensando que tal vez podía ser la persona que iba a buscar, aguarda un momento y, en esa espera, es sorprendido por dos o tres sujetos que le abren las puertas".

"A partir de ahí, y a los golpes, es introducido en la vivienda y sometido a una feroz golpiza exigiéndole la entrega de dinero y demás pertenencias. Esto llama la atención de un vecino, quien resultó víctima de un disparo", siguió.

En relación al asesinato de Fernando Maniglia, dijo: "En la oscuridad, comienza a acercarse a la casa del vecino, alumbrándose con un celular, lo que llamó la atención de las personas que estaban robando. Efectúan uno o dos disparos, de los cuales uno alcanza a impactar en su cuerpo y muere en el acto".

"Sin quitarles ningún tipo de responsabilidad y no busco ningún atenuante, pero sí advierto que en las circunstancias en las que se produjo, la existencia de una línea de arboles, la distancia que existía, es muy probable que el disparo haya sido con intensiones de atemorizar y alejar cualquier tipo de ayuda que impidiese concretar el robo", explicó.

"La víctima menciona cinco personas, luego trataremos de ver si había alguien más que no haya descendido. Nos llama la atención que, por la zona donde fue, evidentemente había algún tipo de tarea de investigación previa, no es una zona donde pueda realizarse un robo al boleo", concluyó.

Comentarios