Armenia y Azerbaiyán combaten por cuarto día por disputada región separatista

Pese a la exigencia de una tregua del máximo órgano de la ONU, en la mayor escalada en años de este conflicto de décadas, los enfrentamientos no cesan.

Por Redacción

miércoles 30 de septiembre, 2020

Duros combates entre fuerzas de Armenia y Azerbaiyán en torno a la región separatista de Nagorno Karabaj continuaron este miércoles por cuarto día, pese a la exigencia de una tregua del máximo órgano de la ONU, en la mayor escalada en años de este conflicto de décadas.

Decenas de personas, en su mayoría combatientes, murieron en enfrentamientos y bombardeos en el enclave separatista y en territorio de Armenia y Azerbaiyán desde que comenzaron las hostilidades actuales, el domingo pasado.

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán dijo que fuerzas armenias bombardearon hoy la ciudad de Tartar, dañaron "infraestructura civil" y causaron heridos.

El Ejército de Armenia dijo que fuerzas azerbaiyanas bombardearon posiciones del Ejército de Nagorno Karabaj en el norte del enclave.

Armenia dijo que en los bombardeos intervinieron cazas F-16 de Turquía, y la Cancillería armenia exigió "una retirada inmediata de las fuerzas armadas turcas, incluyendo la Fuerza Aérea, de la zona de conflicto", informó la cadena BBC.

Sin embargo, Turquía, que apoya a Azerbaiyán en la disputa y es enemigo histórico de Armenia, ha negado que suministre armas al Ejército azerbaiyano, y el Gobierno del país caucásico dijo que no tiene aviones F-16.

Nagorno Karabaj queda dentro de Azerbaiyán, pero está bajo control de separatistas de lengua y raíces armenias apoyados por el Gobierno de Armenia desde 1994, cuando la región se separó de Azerbaiyán luego de una guerra de tres años.

Unas 30.000 personas murieron en ese conflicto, tras la disolución de la Unión Soviética.

La región montañosa tiene unos 4.400 kilómetros cuadrados, más o menos la quinta parte de la superficie de Tucumán, y está a 50 kilómetros de la frontera de Armenia.

El conflicto escaló ayer cuando Armenia afirmó que un caza turco F-16 había derribado uno de sus aviones de combate SU-25 dentro del espacio aéreo armenio y que su piloto había muerto. Turquía y Azerbaiyán negaron la acusación.

Un asesor del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, dijo hoy a periodistas por videoconferencia que en realidad el incidente involucró a dos aviones SU-25 armenios que perdieron el rumbo y se estrellaron contra una montaña.

En tanto, el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, dijo hoy a la agencia de noticias estatal turca Anadolu que si Azerbaiyán pide ayuda, Turquía se la dará.

Rusia, que tiene intereses en la región y una relación difícil con Turquía, se ha ofrecido a mediar en el conflicto junto a otras potencias y ya pidió al Gobierno turco "no echar más leña al fuego".

Hoy, el primer ministro armenio, Nikol Pashinian, dijo a medios rusos que prematuro pensar en negociar con Azerbaiyán con una mediación rusa mientras sigan los combates y no haya "una atmósfera y condiciones adecuadas".

Azerbaiyán, por su parte, dijo que seguirá con sus operaciones militares hasta la retirada de las fuerzas armenias de Nagorno Karabaj, pese a que el Consejo de Seguridad de la ONU pidió ayer un alto el fuego inmediato.

"Azerbaiyán está totalmente determinado a continuar su contraofensiva hasta que su soberanía y su integridad territorial estén totalmente recuperadas", dijo la representación azerbaiyana de la Organización por la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Mientras tanto, líderes europeos buscan mediar en el conflicto. El presidente francés, Emmanuel Macron, en conferencia de prensa en Riga, Letonia, pidió hoy conversaciones entre Francia, Rusia y Estados Unidos para mediar en el conflicto.

Comentarios