Pandemia: cambios en el estilo de vida

El Coronavirus potenció las prácticas saludables como el yoga y las actividades al aire libre.

Por Gimena Rubolino

miércoles 30 de septiembre, 2020

La pandemia del coronavirus y el posterior aislamiento social y preventivo llevó a millones de personas alrededor del mundo a preguntarse si la vida “normal” que llevaban podría modificarse para bien una vez que esto pase. Así, está creciendo el interés por comer mejor, utilizar productos amigables con el medioambiente, vivir más alejado de las ciudades, meditar, respetar la vida animal y muchos otros puntos.

Cómo y qué comemos o consumimos; qué hacemos por nosotros y por los otros, qué dejaremos en el mundo una vez que no estemos, qué tipo de vida nos estamos dando y le estamos dando a las próximas generaciones; son temas acerca de los cuales se reflexiona y se piensa cada día más. Y los emprendedores y empresas lo saben, por eso el “cambio de mentalidad” parece haber llegado para quedarse entre quienes ofrecen productos y servicios. Términos como “vegano”, “reutilizable”, “anti estrés”, “natural”, “ecológico”, “libre de plástico” y muchos otros son furor y cada vez más buscados.

Somos lo que comemos

“Más de la mitad de las recetas buscadas durante la pandemia en el mundo en Google fueron veganas”, destaca Lucas Marion, empresario del rubro vegano.

Las dietéticas y negocios que elaboran alimentos naturales como miel, mermeladas, azúcar mascabo, aceite de coco, y otros; fomentando la alimentación natural y saludable también están dentro del rubro que potenciaron sus ventas.

Bienestar interno y externo

Muchos de los que buscan cambios positivos y reducir el estrés en sus vidas encuentran la respuesta en el yoga, la meditación y otras prácticas milenarias. Por eso, han sido elegidas por muchos las organizaciones dedicadas a distintos estilos de meditación con técnicas de reducción de estrés, técnicas para relajación y respiración consciente y productos para complementar las prácticas (sahumerios, zafus, velas, “rosarios” de piedras naturales y otros productos).

Durante la cuarentena las consultas se han incrementado considerablemente explica la licenciada en Estudios Orientales, Silvana Pacheco: “entre un 70 y un 80% de las enfermedades son producto del estrés; y aquellas que no produce directamente, las agrava. Por eso, conectarse con uno y bajar los niveles de estrés genera un cambio positivo inmediato y nos conecta con la vida”.

Por otro lado, son muchas las personas que han incorporado la realización de actividades al aire libre como caminar o correr debido a la pandemia y la visita a parques y plazas con mate individual para compartir un momento social.

En definitiva, algunos cambios y tomas de conciencia en el mundo parecen estar expandiéndose a un ritmo alentador, y cada vez más personas buscan incorporar hábitos saludables para ellas y para el medioambiente.

 

Comentarios