Aperturas sin habilitaciones: "La única solución que vemos es trabajar para sobrevivir"

Felipe Fernández, responsable del natatorio Apnea, explicó que la decisión del sector e indicó que lo hacen para comer y mantener el sueldos de los empleados. Además, destacó que se sienten abandonados por el Estado. Se preguntó cómo pueden aguantar hasta la vacuna "sin ayuda y sin trabajo".

Por Redacción

viernes 2 de octubre, 2020

En el marco de las aperturas sin habilitaciones que se llevan adelante en Mar del Plata, el responsable del natatorio Apnea, Felipe Fernández, analizó este jueves el presente del sector y brindó declaraciones de cara a la apertura que llevarán adelante la próxima semana. Pese a no estar autorizados, locales de indumentaria, gastronómicos y gimnasios ya comenzaron a trabajar con los protocolos que tenían en fase cuatro.

Fernández explicó que, aunque otros establecimientos deportivos, como los estudios de danza o pilates, abrieran sus puertas esta semana, los natatorios deben esperar al menos siete días más para calentar el agua de las piletas. "La idea es tener todo listo para mitad de la semana que viene", indicó.

"Dimos todo lo que podíamos dar, ya no tenemos ni un centavo. La única solución que vemos es trabajar para sobrevivir. Abrimos para comer y para que el empleado tenga su sueldo asegurado. Así se puede aguantar hasta la vacuna, sino de qué manera, si no hay ninguna ayuda y no nos dejan trabajar", afirmó.

Y argumentó: "En los pocos días que nos dejaron abrir, se demostró que no somos foco de infección por el estricto protocolo que manejamos, y que nos aprobaron de Provincia. Estamos trabajando con una persona cada 25 m²".

Sin embargo, indicó que hubo un lado negativo y que "fueron los gastos" generados durante esas semanas. "La factura de gas fue de 90 mil pesos. Todavía está ahí, tarde o temprano hay que afrontarla", detalló.

Finalmente, concluyó: "Es desesperante. Mes tras mes es deuda acumulada, ya estamos enterrados. El comerciante no vive del aire, tiene que vivir, tiene que comer. Nos sentimos abandonados por el Estado".

Comentarios