El Frente de Todos asegura que "no se ejecuta el presupuesto asignado a la emergencia por violencia de género"

Este jueves, en sesión, se volvió a prorrogar por unanimidad la Emergencia contra la Violencia por motivos de Género y Diversidad. A partir de esta ampliación, dentro de seis meses el Ejecutivo deberá informar el estado de avance y cumplimiento de la misma.

Por Redacción

viernes 2 de octubre, 2020

Por cuarto año consecutivo, desde su declaración en 2016, este jueves en sesión el Concejo Deliberante prorrogó la Emergencia contra la Violencia por motivos de Género y Diversidad. El bloque de concejales del Frente de Todos acompañó la ampliación de esta herramienta institucional por considerarla necesaria ante el aumento de los hechos de violencia contra las mujeres y disidencias. Sin embargo, se le reclamó al Municipio más gestión y políticas públicas, además de exigirle rendir cuentas en seis meses sobre lo hecho hasta entonces.

“La Emergencia es una herramienta muy importante para garantizar medidas y acciones estatales ante situaciones que revisten urgencias. La de género, sobre todo en estos tiempos de pandemia, es una de esas violencias urgentes, impostergables, que ponen en riesgo la integridad y la vida de las mujeres y diversidades que la padecen. Pero esa misma Emergencia, para su debida eficacia, requiere de un Estado Municipal más presente y comprometido contra las Violencias Machistas. Y lamentablemente, Arroyo no gestionó y Montenegro sigue en el mismo camino. Continuamos en emergencia porque los gobiernos de Cambiemos no hacen”, expresó la concejala Sol de la Torre.

En este sentido, remarcó que no alcanza con prorrogar la Emergencia, si no se evalúa qué se hizo y qué no con las posibilidades presupuestarias y de gestión que habilita una herramienta institucional que, con la ampliación de este jueves, lleva cinco declaraciones consecutivas.

“Todos los datos nacionales y provinciales, que parten del análisis de los llamados a la línea 144, dan cuenta de un incremento en los hechos de violencia, que los Ministerios han sabido contener con el despliegue de distintas estrategias y dispositivos de asistencia. Sin embargo, en Mar del Plata y Batán, en un contexto que obligó a miles de mujeres y disidencias a convivir con sus agresores, el Municipio decidió recortar el horario de atención de nuestra Línea Malva. El informe del Observatorio local de Violencias por Motivos de Género y Diversidad, que fue creado en 2016 a instancias de esta Emergencia, no se aleja de estas mismas observaciones, sino que las profundiza: advierte que fueron ínfimos los avances registrados en términos de políticas públicas contra las violencias en el Partido de General Pueyrredon”, apuntó la edil.

Por último, de la Torre puso en valor a las organizaciones feministas y las redes comunitarias que –frente al deficiente hacer de la gestión municipal- son las que sostienen aquellas situaciones de emergencia, escuchando, conteniendo y asesorando a mujeres y disidencias víctimas de la violencia por condición de género.

“Necesitamos que esta vez el Municipio utilice la Emergencia para elaborar y ejecutar políticas públicas con perspectiva de género y contra las violencias, en un marco de transparencia que obligue a que en seis meses rindan cuentas sobre qué hicieron por el #NiUnaMenos en el Partido de General Pueyrredon”, cerró.

Comentarios