El uso de plasma no arrojó beneficios significativos sobre pacientes con neumonía por COVID-19

Coordinado por el Hospital Italiano, y con participación del Hospital Privado de Comunidad de nuestra ciudad, PlasmAr llevó a cabo un ensayo sobre 334 pacientes para evaluar la eficacia de la administración de plasma, pero no hubo resultados positivos en cuanto a beneficio sobre las personas tratadas.

Por Redacción

viernes 2 de octubre, 2020

Coordinado por el Hospital Italiano, y con participación del Hospital Privado de Comunidad de nuestra ciudad, PlasmAr llevó a cabo un ensayo sobre 334 pacientes para evaluar la eficacia de la administración de plasma entre las personas hospitalizadas con neumonia por COVID-19 con criterios de gravedad, pero no hubo resultados positivos.

Según se expresa en el comunicado, "el uso de plasma de convalecientes no produjo un beneficio clínico significativo a los 7, 14 o 30 días de seguimiento en comparación con el uso de placebo". 

Algo que el doctor Pablo Corral había advertido semanas atrás en conversación con El Marplatense. El docente e investigador de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad FASTA, había afirmado que no hay evidencias científicas que lo respalden.

"El plasma no tiene evidencia científica de que sea un tratamiento efectivo. No demuestra que sea mejor, peor o nada. Los primeros reportes, de estudios chicos no hablan de un beneficio demostrable, pero todavía falta evidencia", había confiado y este viernes, a través de su cuenta de Twitter, respecto al ensayo realizado por PlasmAr expresó que "lamentablemente el estudio PLASM-AR, randomizado, doble ciego, con plasma de convalescientes (N=334) en pacientes con neumonía grave por #COVID19 NO mostró beneficio en el grupo tratado".

"Se suma a otros estudios pequeños con igual resultado. Hora de revisar estrategias", aclaró Corral. 

El estudio tenía como propósito evaluar si la administración de plasma proveniente de personas que se curaron de la infección por coronavirus COVID-19 (es decir plasma que tiene los anticuerpos contra este virus) era segura y eficaz para el tratamiento de neumonía grave por COVID-19.

El mismo fue aplicado en el Hospital Italiano Central (CABA), Hospital Italiano San Justo (PBA), Clínica Zabala (CABA). Sanatorio Agote (CABA). Hospital Británico (Rosario), Clínica Santa Isabel (CABA) Hospital Universitario Austral (PBA), Hospital Zonal Ramón Carrillo (Bariloche), Hospital Ramos Mejía (CABA), Hospital Privado de la Comunidad (Mar del Plata), Sanatorio de la Trinidad (CABA) Hospital Privado (Córdoba).

El promedio de edad de los 334  pacientes fue de 62 años, con una mayor proporción de varones (31.8% eran mujeres).

"A cada paciente que ingreso al estudio se lo asignó de manera aleatoria a una de las dos ramas del ensayo: plasma de convalecientes o placebo (solución salina). Por cada dos pacientes que recibió plasma, uno recibió solución salina. El estudio fue doble ciego, es decir, ni el equipo médico tratante ni los pacientes sabían en qué rama habían sido asignados Mientras los pacientes estaban internados se les realizó el monitoreo habitual y, una vez dados de alta domiciliaria, se los controla con visitas telefónicas hasta el día 30 posterior a la infusión. En caso que el paciente siguiera internado se realizó su seguimiento dentro de la institución", detallaron en el comunicado.

Además de que la administración de plasma no produjo un beneficio clínico significativo, explicaron que "no hubo diferencias estadísticas en términos de efectos adversos comparadas con el placebo".

"Este ensayo marca un hito en las estrategias terapéuticas para COVID 19 dado que, si bien se conocen datos de seguridad respecto del uso de plasma de convalecientes en esta enfermedad, no se disponía hasta este momento de datos fehacientes respecto de su eficacia. Tanto en Argentina como en el exterior se esperan resultados de los ensayos clínicos en curso de los cuales PlasmAr ha sido el primero en completar su seguimiento y análisis", cerraron en el escrito.

Comentarios