La avenida Constitución, uno de los ejes del Plan de Reactivación para la Construcción

La iniciativa del Ejecutivo local promueve la posibilidad de construir edificios de hasta siete pisos en esa arteria de la zona norte. “Es necesario promover todas las herramientas posibles para generar más trabajo”, afirmó el secretario de Obras y Planeamiento Urbano, Jorge González.

Por Redacción

jueves 8 de octubre, 2020

Por Carlos Walker 

El gobierno de Guillermo Montenegro elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza con un Plan de Reactivación para la Industria de la Construcción, el cual tiene como objetivo “promover puestos de trabajo y recuperar índices de metros construidos” en el distrito de General Pueyrredon.

“En el contexto de un año tan particular, por la pandemia, y con el índice de 26% de desocupación, entendemos necesario promover todas las herramientas posibles para generar más trabajo, y este proyecto tiene esa intención central”, sostuvo el secretario de Obras y Planeamiento Urbano del municipio, Jorge González.

En el proyecto, se impulsa la creación del Distrito Central cinco (C5) denominado Central cinco Constitución (C5- Constitución). En declaraciones a CNN Radio Mar del Plata, el funcionario de Guillermo Montenegro explicó que “la avenida Constitución no fue incluida en ningún régimen de promoción desde que se publicó el Código de Ordenamiento Territorial, y ya han pasado varias décadas de eso”.

En el expediente, al cual El Marplatense tuvo acceso, se remarcó que “la zona de la avenida Constitución ha consolidado un cambio de perfil en los últimos años a partir de ser un área destinada casi específicamente a la nocturnidad cambiando su perfil hacia una diversidad de usos y servicios de características variadas, constituyéndose en un eje de centralidad fundamental para el desarrollo de la zona norte de la ciudad”.

En ese sentido, se resaltó que “la ciudad actual demanda que estos usos sean compatibles con la vivienda, dejando de lado el concepto funcionalista de la ciudad como zonas exclusivas de residencia o comercio, para ser una ciudad que implique la mixtura de usos generando una urbanidad más compleja y más inclusiva”.

A continuación, se puntualizó que “en función de esto se propicia un aumento de densidad habitacional que correspondía a baja densidad, y un aumento en altura solo en la tipología de perímetro libre para permitir un tejido urbano más poroso que impacte menos en los distritos residenciales de baja densidad adyacentes”.

Al mismo tiempo, se explicó que “en función de esto último se eleva la restricción de la línea de frente de interno que pasa a 23 metros de la línea de edificación. Esta línea se encontraba en la actualidad a solo 5 metros del eje medianero de fondo, generando una situación conflictiva entre los usos comerciales y residenciales”. A su vez, se subrayó que “el total de manzanas involucradas es alrededor de 25, con una superficie neta de 18,55 ha”.

En ese sentido, el arquitecto González resaltó que “la avenida Constitución tenía una visión particular en el desarrollo de sus usos, ahora se ha ido reconvirtiendo. Los indicadores estaban invertidos en la avenida Constitución. Era mayor el indicador para hacer oficinas y menor para hacer viviendas”.

Con este proyecto, estamos promoviendo darle un mayor volumen de edificación a lo residencial, es decir, llevar la altura de cinco a siete pisos. No estamos dando una liberación, solamente estamos subiendo dos pisos, para viviendas multifamiliar”, finalizó.

Comentarios