Precio récord por el esqueleto de un Tiranosaurio Rex: más de 31 millones de dólares

Los fósiles del dinosaurio, apodado Stan, se vendieron a través de la casa Christie's a un vendedor no identificado.

Por Redacción

jueves 8 de octubre, 2020

Una criatura de finales del período cretáceo rompió los récords de ventas el martes en una subasta que también incluyó obras de Picasso, Pollock y Monet.

El episodio dejó a los observadores de la subasta preguntándose qué comprador anónimo poseía ahora un multimillonario Tiranosaurio Rex.

El esqueleto del tiranosaurio, apodado Stan, cerró la "Venta nocturna del siglo XX" con una venta casi cuatro veces mayor a elevada estimación inicial de 8 millones de dólares: el saldo final, con impuestos y honorarios incluidos, quedó en 31,8 millones de dólares.

En la guerra de ofertas de 20 minutos que terminó con compradores por teléfono en Londres y Nueva York, el precio se disparó desde un principio de 3 millones de dólares, con la oferta final hecha finalmente en Londres a James Hyslop, jefe del departamento de Instrumentos Científicos, Globos e Historia Natural de la casa de subastas.

El comprador no fue identificado.

Es raro que los paleontólogos encuentren los fósiles de un tiranosaurio tan completo como Stan, según Hyslop. Es todavía más inusual que tales esqueletos aparezcan en el mercado.

La última vez que un espécimen comparable llegó a subasta fue en 1997, cuando un tiranosaurio llamado Sue se vendió por 8,36 millones de dólares (aproximadamente 13,5 millones de dólares al día de hoy, dada la tasa de inflación) al Museo de Historia Natural de Chicago.

"Nunca olvidaré el momento en que me encontré cara a cara con él por primera vez", en Colorado, dijo Hyslop respecto a Stan. "Se veía aún más grande y más feroz de lo que había imaginado".

Christie's Nueva York, enfrentando el impredecible mercado de arte de la pandemia, encontró una manera de romper con la tradición de las subastas.

Para empezar, eligió organizar la subasta a principios de octubre, evitando la fecha habitual de noviembre que este año habría seguido a las elecciones presidenciales; la compañía espera montar otra gran venta antes de las vacaciones de diciembre.

Christie's también readaptó su tradicional experiencia presencial para el público digital. La transmisión fue en vivo con comentarios de expertos del mercado, redujo sus famosos gruesos catálogos a versiones en miniatura y revisó la puesta en escena de su subasta con la ayuda de una empresa de producción externa, Gradient Experiential.

"Estos no son cambios temporales", dijo Adrien Meyer, presidente de Ventas Privadas Globales de Christie's, en una entrevista antes de la subasta. "Cuando vamos más allá de nuestros valores tradicionales, es porque hay un sentimiento de que los clientes responderán".

Ese esfuerzo incluyó la presentación del fósil de dinosaurio entre las pinturas impresionistas y modernas.

La decisión de poner a Stan al frente de la campaña de marketing parece ser en parte responsable de atraer el interés en la venta más grande.

El mes pasado, Christie's rediseñó sus galerías públicas para que el dinosaurio pudiera asomarse al Rockefeller Center desde la tienda insignia de la casa de subastas, donde permanecerá a la vista hasta el 21 de octubre.

El fósil, que lleva el nombre del paleontólogo aficionado Stan Sacrison, que descubrió los restos en 1987, ha pasado los últimos años en el Instituto de Investigación Geológica de Black Hills, en Dakota del Sur, para su estudio.

Con casi 3 metros de alto y 12 de largo, Stan proyecta una sombra imponente. En las últimas dos décadas, los investigadores han teorizado que los agujeros en el cráneo y las vértebras del cuello fusionadas de Stan demuestran que este tiranosaurio fue un guerrero, uno que probablemente sobrevivió a los ataques de su propia especie.

Los científicos también estiman que el dinosaurio habría pesado casi 8 toneladas cuando estaba vivo, más del doble del peso de un elefante africano moderno.

"Pensé que se vendería por mucho más dinero", dijo Mark Norell, paleontólogo del Museo Americano de Historia Natural, quien explicó que la falta de derechos de reproducción de los modelos tridimensionales y de la mercancía online relacionada con la venta fue un factor decisivo para muchas instituciones públicas.

"Nunca compraríamos algo a menos que tuviéramos los derechos", aclaró.

Algunos miembros de la comunidad científica también han argumentado que los fósiles de dinosaurios como Stan no deberían venderse a coleccionistas privados, explicando que esa competencia ha hecho que los museos estén cada vez más desprovistos de precios.

El auge del mercado de fósiles ha atraído incluso a estrellas de Hollywood, como Nicolas Cage y Leonardo DiCaprio.

"Es una cantidad de dinero asombrosa", dijo Darla Zelenitsky, profesora adjunta de paleobiología de dinosaurios en la Universidad de Calgary, sobre la cifra final de Stan.

"Creo que sería difícil para los museos comprar fósiles, especialmente a un precio tan bajo", se lamentó.

Por ahora, el comprador de Stan ha permanecido anónimo, aunque los miembros de la comunidad científica especulan que el coleccionista es de Medio Oriente .

"Si te has dado cuenta, se vendió en el escritorio de Londres", dijo Norell. "Eso normalmente significa que es dinero de Medio Oriente , y sé con certeza que en esa región había interés en el fósil".

El mes pasado, la Sociedad de Paleontología de Vertebrados publicó una carta instando a Christie's a restringir la venta a instituciones públicas comprometidas con la conservación de especímenes para el bien público.

"Los fósiles de vertebrados de importancia científica son parte de nuestro patrimonio natural colectivo y merecen ser mantenidos en fideicomiso público", escribió la institución.

Pero la venta se llevó a cabo según lo planeado, con Stan trayendo energía a una subasta que de otra manera sería silenciosa. De las 59 obras, cuatro fueron retiradas antes de que comenzara la subasta; nueve no se vendieron.

Sin embargo, Christie's informó de tener 280.000 espectadores para la venta de la tarde, más del triple del récord de audiencia que estableció en julio.

La casa de subastas también estableció otros dos récords de venta además de Stan. Uno de ellos fue de 7,3 millones de dólares por un cuadro del artista alemán Emil Nolde, y otro de 28,7 millones de dólares por una obra en papel del artista francés Paul Cézanne.

"Después de varios meses de un nuevo ambiente COVID-19", Meyer, presidente de Christie's, dijo, "nuestros clientes todavía están de humor para comprar".

Fuente: Clarín/ The New York Times

Comentarios