Relevan el acceso a la alimentación en Mar del Plata y Batán

Desde mediados de septiembre, el Instituto ISEPCI, junto con el área de Salud Colectiva del Movimiento Barrios de Pie, dieron inicio al relevamiento para construir información estadística significativa sobre el acceso al derecho a la alimentación y salud en barrios populares.

Por Redacción

lunes 12 de octubre, 2020

El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) dio inicio en el mes de septiembre, en diferentes centros urbanos del país, al relevamiento territorial que recabará información para la construcción del Indicador Familiar de Acceso a la Alimentación (IFAL).El mismo forma parte de las actividades llevadas adelante en el marco del “Observatorio de Lucha contra el Hambre” cuya conformación impulsó el gobierno nacional, y relevará la realidad de quince mil familias en todo el país.

La iniciativa consiste en el desarrollo, durante los próximos seis meses, del proyecto denominado “Monitoreo Nacional sobre el Impacto de Políticas Públicas desarrolladas por el Plan Nacional Argentina Contra el Hambre”, el cual busca construir información estadística significativa sobre diferentes aspectos vinculados con el acceso y goce del derecho a la alimentación y la salud de las familias que viven en barrios populares.

Rodrigo Blanco, Director del ISEPCi en Mar del Plata, explicó: “Vamos a registrar y dar cuenta de cómo se están configurando los patrones alimentarios en época de pandemia y las posibilidades de compra de alimentos de las familias en situación de vulnerabilidad socio sanitaria. Se trata de conocer el impacto real en la situación alimentaria de las medidas que se tomaron en el marco del Plan Nacional Argentina contra el Hambre, específicamente si aquellas como la tarjeta Alimentar y otras transferencias de recursos, generaron cambios en las familias que los reciben, comparándolas con la situación de las que no cuentan con esos ingresos”.

Los aspectos más significativos que indaga el IFAL son:

- Cuáles son las posibilidades de compra de alimentos de las familias en los barrios populares.
- Cuáles son los alimentos a los que se accede en los hogares, tipo, calidad y cantidad.
- Qué mejoras tuvieron en la alimentación las familias que cobran la tarjeta ALIMENTAR
- Qué alimentos pueden comprar las familias que NO cobran la tarjeta ALIMENTAR
- Cuál ha sido el impacto de la pandemia en sus ingresos y como repercutió en su alimentación
- Evaluar la calidad de la asistencia alimentaria que reciben las familias
- Relevar los servicios y equipamiento con los que cuentan las viviendas
- Conocer sobre la situación laboral y el trabajo

Lorena Quiroga, referente del área de Salud Colectiva del Movimiento Barrios de Pie, en Mar del Plata y Batán, afirmó: “El fin último no se agota en datos estadísticos; conocer fehacientemente la situación tiene la intención de que se fortalezcan las políticas públicas activas que limiten los efectos negativos de la malnutrición en las familias, sobre todo en Niños niñas y adolescentes, como así también se pongan en movimiento acciones de acompañamiento y protección a las familias más afectadas por la inseguridad alimentaria.”

Respecto a la metodología de trabajo implementada para la construcción del IFAL, Blanco señaló: “Impulsamos experiencias de Investigación Acción Participativa como estrategia para la construcción de indicadores populares, asentados en procesos de ciudadanía donde las vecinas y vecinos de los barrios populares intervienen en la formulación de nuevos conocimientos. Realizan en tiempo real monitoreos, análisis y formulación de propuestas. A través de una encuesta realizada en forma presencial a más de 450 familias, la mitad de ellas titulares de la Tarjeta Alimentar y la otra mitad no, utilizando un aplicativo para celulares, estamos registrando cómo se están configurando los patrones alimentarios en época de pandemia y las posibilidades de compra de alimentos de las familias en situación de vulnerabilidad socio sanitaria".

Y agregó: "En Mar del Plata y Batán se releva en 14 puntos, distribuidos geográficamente. Se trata de comedores de los barrios Serranita y Centro de Batán, y en Mar del Plata: Jorge Newbery, Virgen de Luján, Libertad, Malvinas Argentinas, Parque Hermoso, El Martillo, Nuevo Golf, Parque Palermo, Fortunato de la Plaza, Las Heras, Playa Serena y Santa Rosa del Mar”.

Lorena Quiroga agregó que “En el contexto actual de pandemia, vemos que en Mar del Plata y Batán la demanda alimentaria se ha multiplicado exponencialmente: de 250 comedores registrados en la red de los Comités Barriales de Emergencia a principio de año, hoy suman casi 400. A su vez, la pobreza alcanza al 38,9% de la población de la ciudad (alrededor de 250.000 personas) y la indigencia trepó al 12%”.

Desde el ISEPCi informaron que los resultados de estos relevamientos en curso, serán dados a conocer en el mes de noviembre a partir de los resultados que arroje el trabajo que se viene realizando en los comedores ubicados en diferentes barrios de la ciudad.

Contacto: Rodrigo Blanco - 2236869453

Comentarios