Los pasos para reducir tejido adiposo

Se trata de olvidarse de las dietas restrictivas, hacer ejercicio regular y llevar una alimentación balanceada.

Por Gimena Rubolino

miércoles 4 de noviembre, 2020

A la hora de disminuir la grasa corporal son incontables los consejos y recomendaciones que circulan por las redes: el ayuno intermitente, polvos bloqueadores de carbohidratos, actividad física en ayunas, batidos détox, etc.

Sin embargo, los especialistas alertan que las dietas restrictivas son poco saludables y no ayudan a cumplir el objetivo.

¿Qué sirve a la hora de reducir grasa corporal?

Según la nutricionista Juana Debaisi lo fundamental es:

  • Restricción calórica supervisada: de acuerdo a las características del paciente realizada por un profesional.
  • Disminución del consumo de hidratos de carbono: se trata de reducir harinas refinadas y azúcares.
  • Buen volumen de proteínas: para lograr saciedad y distribución de comidas a lo largo del día.
  • Aporte de fibras: es necesario incorporar en las comidas alimentos como cereales, legumbres, frutos secos y vegetales.
  • Evitar comidas altas en grasas.
  • Lograr un equilibrio: cuando queremos darnos un gusto hacerlo y disfrutarlo pero el resto del día controlarnos con la selección de otras comidas.
  • Buena hidratación.
  • Descanso.
  • Entrenamiento supervisado: por un especialista en educación física. La idea es que involucre todo el cuerpo e incluya clases de cardio, bici, caminar a marcha rápida, correr, nadar, deportes de equipo, ejercicios de fuerza, etc.

Otros tips efectivos

El especialista en Nutrición y Entrenamiento deportivo Jorge Andrea agrega las siguientes recomendaciones:

  • Hidratos de carbono de buena calidad: son el combustible del organismo tanto para el ejercicio como para el cerebro.
  • Ojo con la sal: si consumimos alimentos altos en sodio podemos aumentar de peso porque retenemos líquido.
  • Olvidarse de los procesados.
  • Sí a las frutas.
  • Consumir un volumen bajo de calorías: si queremos bajar de peso tenemos que lograr un déficit calórico consumiento alimentos con bajo valor energético y aumentando el ejercicio.
  • Incorporar hábitos saludables.                                                                                                                                      

“Bajar de peso no sirve de nada sino se acompaña de buenos hábitos y una mejora en la calidad de vida. Dejar el azúcar, disminuir los ultraprocesados, comer vegetales en las comidas principales, exponerse al sol, caminar, leer 30 minutos al día son algunas de las conductas que tenemos que incorporar para sentirnos mejor” concluye Andrea.

 

 

Comentarios