En el 2021, el municipio destinará casi $ 3 mil millones para la recolección de residuos

Así se refleja en el proyecto del presupuesto municipal del próximo año. Mientras tanto, se multiplican las quejas por el mal servicio en los barrios marplatenses.

Por Redacción

sábado 7 de noviembre, 2020

Por Carlos Walker 

$ 2.950.000.000. Esta es la millonaria cifra que la Comuna destinará al servicio de higiene urbana en el Partido de General Pueyrredon durante el próximo año. Así se refleja en el proyecto del Presupuesto municipal 2021.

Año tras año, el municipio le sigue destinando cada vez más millones de pesos a la empresa Transportes 9 de Julio SA para llevar adelante la recolección de basura en los barrios marplatenses.

En el pasado mes de agosto, tal como reveló El Marplatense, la empresa Transportes 9 de Julio SA comenzó a recibir casi 182 millones de pesos mensuales por el servicio de recolección de residuos en el distrito de General Pueyrredon.

En la documentación oficial, al que tuvo acceso este medio, se refleja que la 9 de Julio solicitó una redeterminación de precios en enero de este año, debido al incremento de los costos. En ese sentido, la firma basurera hizo hincapié en “la variación de los índices acumulados desde el mes de noviembre 2019 hasta el mes de enero de 2020, inclusive”.

Antes de finalizara su gestión, el exintendente Carlos Arroyo aumentó a casi $ 143 millones por mes el canon por la recolección de residuos en el distrito de General Pueyrredon.

Ante el reclamo de redeterminación de costos, el gobierno de Montenegro firmó el decreto N° 1221 para hacer lugar al planteo económico de la empresa y se le reconoció a la 9 de Julio un incremento del canon que ahora trepa a $ 181.777.759,93 retroactivo al mes de febrero de este año. Por ende, el canon se incrementó casi 40 millones de pesos mensuales.

En el marco de la crisis financiara en las cuentas de la Comuna por la pandemia, se le aceptó el descuento ofrecido por la firma basurera a favor del municipio del 1% sobre el nuevo precio redeterminado a partir de julio de 2020 y hasta el 30 de noviembre del corriente año.

El millonario servicio de la recolección de residuos en el territorio bonaerense continúa con los mismos jugadores de siempre. Sucede que transcurren los años, cambian los gobiernos, las ciudades crecen, pero un puñado casi exclusivo de firmas se mantiene concentrando uno de los principales negocios con los municipios.

Transportes 9 de Julio SA es una de esas privilegiadas empresas. Hace más de 20 años que monopoliza la recolección de basura en esta ciudad. 

Mientras tanto, se multiplican las quejas por el mal servicio en los barrios marplatenses. Durante la pasada semana, el concejal del Frente Renovador, Ariel Ciano, presentó un proyecto de comunicación para que el Ejecutivo municipal brinde explicaciones sobre el servicio de recolección de residuos.

En ese contexto, el edil massista pidió detalles sobre "la cantidad de controles realizados para asegurar la frecuencia, las intimaciones o sanciones a la empresa concesionaria" que se labraron desde 2019 a la fecha y "el estado de los controles y limpiezas de microbasurales" en el distrito de General Pueyrredon.

En el expediente, al cual este porta de noticias accedió, Ciano denunció “incumplimientos en las frecuencias en distintos barrios” y destacó que “la recolección de residuos es un servicio esencial”. “Estas denuncias por incumplimientos reiterados se venían dando desde antes de adoptar el sistema de distanciamiento social preventivo”, subrayò.

De acuerdo a un informe de Mar del Plata Entre Todos, el total de residuos ingresados al predio de disposición general de residuos durante el año es de 447.160 toneladas (el dato corresponde a 2016). “Esto se traduce en que a nivel domiciliario se calcula que cada vecino del partido genera 0,67 kg de residuos diariamente. Si contamos también los residuos industriales, encontramos que cada vecino dispondría de 1.9 Kg diarios”, detalló el expresidente del HCD .

A continuación, puntualizó que “solo un 35,7% de los vecinos perciben que su barrio es limpio o muy limpio y un porcentaje casi similar (32,2%) percibe a su barrio como sucio o muy sucio”.

Y recalcó que “se ha constatado la existencia de diversos microbasurales en distintos barrios”. Esto “obedece a diversos factores, pero lamentablemente los vecinos deben convivir con un paisaje que no merecen y es una circunstancia que altera la salud pública”, culminó.

Comentarios