¿Qué hacer para marcar los brazos?

La constancia es fundamental a la hora de obtener resultados.

Por Gimena Rubolino

viernes 13 de noviembre, 2020

Se trata de una de las zonas más difíciles de marcar en mujeres y eternamente codiciadas en los hombres.

Especialistas en educación física afirman que “el brazo está compuesto fundamentalmente por dos músculos: bíceps y tríceps. El principal error es dedicarle mucho más tiempo al bíceps y dejar de lado el tríceps. Este último ocupa el 60% del volumen del brazo”.

Antes de comenzar el entrenamiento de bíceps es recomendable haber entrenado el dorsal ancho (espalda) y antes de comenzar tríceps se recomienda haber hecho algún ejercicio de pecho. Pero si se entrenan bíceps y tríceps juntos no hace falta pre-entrenar ninguna de las otras zonas.

Los ejercicios infaltables

Curl de bíceps: colocarse de pie con las piernas separadas igual que el ancho de los hombros. Sosteniendo una mancuerna en cada mano, con las palmas hacia dentro, flexionar los codos y llevar las mancuernas a los hombros. A medida que se suban, rotar las muñecas para que al final del ejercicio las palmas miren hacia los hombros.

Fondos de tríceps: colocarse dando la espalda a un banco y apoyar las manos separadas igual que el ancho de las caderas. Separarse del banco y flexionar las rodillas 90 grados. Hacer descender el cuerpo de forma que sea sostenido sólo por los brazos. Mantener el torso derecho y flexionar los codos, manteniéndolos bien cerca del cuerpo.

Patada de tríceps: Arrodillarse sobre un banco con una de las rodillas, la otra pierna queda ligeramente flexionada y apoyando en el piso. El brazo de ese lado sostiene una mancuerna. El torso y el brazo que sostiene la mancuerna deben quedar paralelos al piso, el codo flexionado en 90 grados. Manteniendo el codo fijo, extender el brazo hacia atrás hasta que quede recto.

Extensión de tríceps con pelota: Acostarse sobre la pelota apoyando la espalda, con las rodillas flexionadas y una mancuerna en cada mano. Extender los brazos de forma que queden justo encima de los hombros. Flexionar los codos manteniéndolos fijos hasta que las mancuernas queden a la altura de las orejas. Extender el brazo para llevar las mancuernas a la posición original.

Extensión de tríceps sentado: Sentarse en una silla con la espalda derecha y sostener una mancuerna con ambas manos de la forma que resulte más cómoda. Elevar ambos brazos por encima de la cabeza sosteniendo la mancuerna. Extender ambos brazos de forma que queden bien pegados a la cabeza, flexionar los codos de forma que la mancuerna descienda por detrás de la cabeza y extender ambos brazos para llevarla a la posición de inicio.

 

 

 

Comentarios