Entre la burocracia y el Covid, una marplatense vio frustrado su sueño de recorrer Sudamérica

Leticia Otero Lacoste reside en Brasil y decidió unir Ushuaia con Alaska. Sin embargo, la cuarentena la agarró en Calafate. Conocé su historia.

Por Redacción

domingo 15 de noviembre, 2020

Leticia Otero Lacoste es una marplatense que vive desde hace casi 20 años en Brasil. Durante muchos años planificó un viaje para recorrer el continente entero en camioneta, con la idea de unir Río de Janeiro, Ushuaia y Alaska.

Finalmente, en enero de 2020 emprendió su viaje, pero la pandemia de coronavirus trastocó los planes. Luego de un breve paso por Mar del Plata para visitar la familia siguió su viaje a Ushuaia para llegar y recorrer antes del frío intenso.

El inicio de la cuarentena la tomó en Chile y tuvo que cruzar de emergencia a Santa Cruz antes que cierre la frontera, llegando antes de lo previsto a El Calafate, donde su sueño era conocer el glaciar Perito Moreno. Allí estuvo varada 6 meses sin poder moverse, ni conocer el glaciar, a pesar de varios pedidos a las autoridades para poder hacerlo cuando mejoró la situación de la pandemia en el lugar.

Luego de este período de aislamiento involuntario, cuando finalmente obtuvo el permiso para poder trasladarse desde allí y sin la posibilidad de conocer el glaciar, emprendió el regreso hasta Mar del Plata para poder pasar un tiempo con su familia como tenía programado.

La pandemia también le imposibilitó, entre otras cosas, poder estar el 31 de mayo para los 80 años de su padre, que tenía programada en su cronograma del viaje, y que terminaría en agosto del 2021 en Alaska.

El inconveniente surgió cuando desde la Aduana le comunicaron la exigencia de pagar una importación transitoria del 30% del valor de su vehículo que es brasilero, por estar más de 8 meses en el país, plazo que fue de tal magnitud ante la imposibilidad de movilizarse por el ASPO impuesto por la pandemia del COVID. Ante esta situación, Leticia decidió volverse a su lugar de residencia, en Río de Janeiro, este lunes, ante la inflexibilidad normativa.

La posibilidad que le ofrecieron en la Aduana para solucionar su inconveniente fue: “andate a Uruguayana, salí y volvé a entrar...”, como si ya fuera tan fácil recorrer las rutas en este contexto o quedara cerca...

"Yo no estoy importando nada. Estoy de paso con mi vehículo brasilero, porque tengo la nacionalidad brasilera y argentina. Es decir, soy brasilera nacida en el exterior porque mi madre es brasilera y me mudé a Brasil antes de los 25 años, no soy nacionalizada. La Argentina ya me expulsó en la crisis del 2001, y a hora me obliga a irme nuevamente, sin poder pasar las fiestas con mi familia o seguir recorriendo mi país por una simple cuestión burocráticaa raízdel covid. La VTV extendió el plazo de vencimiento, los registros de conducir extendieron los vencimientos, ¿y en este caso no?”, afirmó Leticia.

"Ojalá alguna autoridad que lea esta nota pueda interpretar el espíritu de la norma y ayude a que la tristeza de no poder completar el viaje soñado a Alaska tenga la recompensa de poder pasar un tiempo con mi familia,y recorrer la Argentina lo más que se pueda para luego completar el viaje recorriendo Sudamérica si la vacuna mejora las condiciones del COVID", agregó.

Otero todavía planea poder regresar a Calafate y finalmente conocer el Glaciar Perito Moreno, que otra burocracia tampoco la dejó conocer. No solo a ella, sino a todos los extranjeros que estuvieron aislados como ella en El Calafate.

Comentarios