Fuertes críticas de concejales de Raverta y Pulti contra el presupuesto 2021 de Montenegro

Desde el Frente de Todos y Acción Marplatense lanzaron duros cuestionamientos contra el plan de gobierno de Juntos por el Cambio para el próximo año.

Por Redacción

jueves 19 de noviembre, 2020

Luego de la reunión inaugural de la ronda de secretarios del intendente Guillermo Montenegro que fundamentarán el presupuesto municipal 2021 en la comisión de Hacienda, desde la oposición lanzaron este jueves duros cuestionamientos al plan de gobierno de Juntos por el Cambio.

El presidente del bloque de concejales de Acción Marplatense, Horacio Taccone, señaló: “La gestión municipal se encamina con el presupuesto 2021 hacia la mitad de su mandato. El Covid trae problemas que se entienden, pero hace falta un proyecto”.

En ese sentido, el edil pultista insistió con la necesidad de devolver el presupuesto participativo, recuperando para los vecinos esa instancia de participación y planeamiento “es una herramienta que permite democratizar las prioridades, tan importante cuando hay recursos como cuando hay escasez, porque la gente sabe mejor que nadie en cada barrio qué hay que priorizar” y continuó “por eso vamos a impulsar que el presupuesto 2021 vuelva a incluir el presupuesto participativo que fue abandonado después de nuestra gestión”.

Y recordó que “desde 2008 hasta 2014, año a año, vecinos y vecinas de diferentes barrios, instituciones de bien público, ONGs y sociedades de fomento, pudieron participar de las asambleas y de la votación de proyectos priorizándolos”

Respecto de las exigencias y cronogramas que supone la implementación del presupuesto participativo, Taccone dijo que “debe tomarse una actitud táctica y no perder el año, porque con el Covid ya se ha perdido demasiado tiempo”.

“Si se vota una partida de carácter global asignada al presupuesto participativo y se realizan asambleas hasta el mes de marzo, poniéndose a votación las iniciativas en el mes de abril, 2021 no estará perdido para esta iniciativa participativa y ciudadana que nunca se debió abandonar”, añadió.

El concejal opositor además remarcó que “una vez recuperada la práctica del participativo, que es el hecho social y político que verdaderamente importa, se podrán preparar los cronogramas para el 2022”.

Finalmente, el presidente de la bancada de Acción Marplatense señaló “que haya o no haya presupuesto participativo es una decisión política. No depende de la formalidad de los cronogramas o de que haya más o menos recursos. De hecho, en nuestra gestión lo pusimos en marcha a mitad del primer año”. “Que haya presupuesto participativo depende de cuán dispuesto está un gobierno a llevar adelante una relación directa con las prioridades que pone la gente”, cerró.

Por su parte, la presidenta de la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, Virginia Sívori, consideró que la gestión del intendente Guillermo Montenegro “va en el camino contrario al que se había comprometido seguir cuando asumió”, y advirtió que el gobierno local pretende “darle continuidad a las subas de los principales tributos que pagan las y los contribuyentes de Mar del Plata y Batán”.

En el marco de la comisión de Hacienda, estuvieron presentes el secretario de Economía y Hacienda de la Comuna, Germán Blanco, describió los principales lineamientos del proyecto de Presupuesto del municipio para el año 2021.

Al concluir la reunión, Sívori remarcó que “quedó en claro que el Ejecutivo pretende aumentar casi en un 100% la Tasa de Servicios Urbanos en un año muy difícil, y aplicar diversos aumentos que afectarán a distintos sectores productivos y comerciales de la ciudad”.

En este sentido, la concejal del Frente de Todos indicó que la propuesta elevada al Concejo Deliberante "está lejos de expresar la promesa que había realizado el propio intendente, quien meses atrás se había comprometido a impulsar una modificación en la fórmula de cálculo de la TSU". “Es decepcionante que no se haya cumplido con la promesa de establecer un esquema de recaudación más justo y más equitativo” señaló.

Durante la reunión, los funcionarios reconocieron que la actual metodología de cálculo de la TSU es “distorsiva y se encuentra desactualizada”. “Pero a pesar de ello, la gestión de Montenegro decidió continuar utilizándola, aún cuando la Universidad Nacional de Mar del Plata se comprometió a entregar la semana próxima un diagnóstico para su reformulación”, indicaron desde la oposición y destacaron que “mientras los contribuyentes todavía siguen pagando los aumentos aprobados durante 2020, en poco tiempo más recibirían un nuevo aumento por el que sufrirán una suba interanual de casi en 100% en el valor de la TSU”.

La concejala subrayó que demás que “durante la reunión quedó en claro que diversos tributos podrían experimentar incrementos muy superiores al anunciado por la gestión de Montenegro”. Como ejemplo de ello, señaló que en “la ordenanza fiscal se plantea una suba del 111% en el valor mínimo de la Tasa de Seguridad e Higiene para los contribuyentes incluidos en el régimen general, lo que afectará a un gran número de comercios y empresas locales”.

“Es claro que durante todo este año ha habido un enorme sacrificio de los vecinos y un gran esfuerzo del sector privado, de la Nación y de la Provincia para sobrellevar la crisis y las consecuencias de la pandemia en Mar del Plata y Batán”, reconocieron desde el bloque del Frente de Todos y advirtiendo que en ese contexto el presupuesto local no plantea claramente un objetivo ni cuál será la contribución del municipio para “empezar a reactivar la economía”.

Por otra parte, Sívori planteó su inquietud por la propuesta de crear una monotasa para los monotributistas y reclamó que el Ejecutivo brinde precisiones sobre los efectos de esta medida. Según la concejala, todo indica que, lejos de ser una propuesta novedosa, esta iniciativa “consiste en unificar en una única boleta el cobro de cuatro tributos, para que los contribuyentes paguen más y más seguido”.

En su opinión, “este no es el momento más apropiado para plantear un cambio de este tipo, que afecta a los contribuyentes más débiles y más afectados por la pandemia”. “En el caso de los monotributistas, este esquema de monotasa grava con incrementos de entre el 30% y el 65% , cifras muy superiores al 24% referido por el intendente Montenegro”, agregó.

Asimismo, subrayó que en “un contexto en el que ya se registran más de 220 comercios cerrados no se percibe ninguna propuesta tendiente a sostener los puestos de empleo y sobre todo, generar condiciones de acompañamiento a los distintos sectores productivos”.

Comentarios