Formación de futbolistas: "El aspecto mental es el más importante, el resto vuelve a su cauce con la actividad misma"

El especialista Facundo Alvanezzi brindó un panorama sobre la formación de los más chicos en el deporte al estar tantos meses alejados de la pelota.

Por Redacción

domingo 22 de noviembre, 2020

Facundo Alvanezzi es Formador Específico de Futbolistas y un apasionado de la pedagogía en cualquier ámbito de la vida. Entre su currículum, refleja más de una década de trabajo en Basilea, Suiza.

En una entrevista con El Marplatense, Alvanezzi analizó cómo afecta la pandemia a la formación de los jóvenes futbolistas, así como los cambios que se produjeron en la competencia a nivel profesional.

-¿Cómo afecta a la formación de un jugador pasar tanto tiempo alejado de las canchas?

Dice Sócrates: "Que la finalidad de la adaptación a situaciones extremas, es el arte de dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas para sobrellevar con dignidad nuestros miedos". Cuando la formación de un ser pensante se detiene por un espacio prolongado, lo invade la inseguridad y las dudas de seguir evolucionando en continuidad.

Hoy los futbolistas jóvenes no escapan a la situación mundial qué los alejó de los campos de juego y la pelota. La variabilidad y la plasticidad mental son de vital importancia para proponer nuevos patrones y estímulos imaginarios para entrenar en espacios físicos, no acordes al movimiento multifactorial que emplea normalmente el joven.

Aquí retengo importante la exploración y aprendizaje autodidacta para sobrellevar la dificultad con mucha introspección natural. Son lógicos los cambios físicos, mentales, estructurales, de movimiento y sobre todo, pedagógicos. No debemos olvidarnos qué el jugador aún no en activo, sigue jugando mentalmente, siempre lo hará. Me encanta una frase de Paulo Freire (Gran Pedagogo) que dice: "Enseñar no es transferir el conocimiento, sino crear las posibilidades de gestión autodidactas.

Para dar significado a la pregunta, afecta la formación del joven futbolista en modo parcial pues aún detenidos habrán tenido el tiempo de replantearse un nuevo formato para el devenir futuro. Son jóvenes y con márgenes de progresos increíbles, por ello digo que el aspecto mental es el más importante, el resto, vuelve a su cauce con la actividad misma.

-¿Cómo tendría que ser el regreso de los más chicos a las canchas? 

Mi punto de vista apelando a mi propia introspección personal, considero que él regreso debe ser pautado con las medidas y protocolos existentes en cada club, adaptando y atendiendo la vulnerabilidad de cada jugador en especial.

No perdamos de vista el aspecto Social-Familiar y las condiciones actuales por la que estamos atravesando. Por ello es más importante ser Maestro y Pedagogo que Entrenador pensando en recuperar tiempos en el corto plazo.
Nos vamos a encontrar con muchas alternativas para resolver desde el plano psicológico más que futbolístico.

Allí la inducción de los formadores deberán indicar la toma de conciencia para un inicio plural y mesurado, pues el fútbol es una gran herramienta pero no lo es todo. Como sociedad debemos regresar a una nueva modalidad de vida para ayudar respetando la distancia no solo física, sino ética y moral. La formación es y será elemental para la vida y las nuevas generaciones futuras.

-A nivel profesional, ¿qué diferencias ha notado en la competencia argentina ahora, con respecto a la anterior a marzo?

Estoy observando y analizando mucho fútbol mundial y en especial, el Argentino. Veo grandes diferencias económicas y estructurales entre los diversos equipos y campeonatos que hacen una diferencia insalvable desde lo financiero y no así, del talento de los futbolistas y entrenadores que me han sorprendido muy gratamente.

Adhiero un pensamiento muy personal por mi experiencia profesional, el futbolista argentino es tan fuerte mentalmente que supera toda adversidad (física, táctica, estratégica, de competencia local e internacional) a pesar de haber estado tanto tiempo parado por el cuál lo hace diferente y distinguido en el mundo entero. Basta con ver como los equipos Argentinos compiten y se superan continuamente. Observo evoluciones técnicas maravillosas, aspectos tácticos y estratégicos muy inteligentes y un nivel competitivo increíble.

Un dato no menor para subrayar, al no existir descensos, todos los equipos se atreven a jugar. Esto para el fútbol Argentino es inmejorable pues sé pierde el miedo a perder para evolucionar jugando. Ésta es una posibilidad notable para los jóvenes futbolistas, entrenadores y formadores pues nos cambia el prisma de aprendizaje fundacional desde la posición y posesión de la pelota, para ser más técnicos y estratégicos de cara al fútbol Mundial.
Si seguimos por este camino, el futuro será muy venturoso y próspero.

Por ello mi mensaje de qué el regreso con los jóvenes sea pautado y pausado, pues para llegar al profesionalismo tienen mucho tiempo por delante.
Mientras el profesional tiene la obligación de actuar cómo espejo para las futuras generaciones.

-¿Cómo te agarró la pandemia? ¿en qué proyectos estás ahora?

Soy de proyectar siempre y esta ves no es la excepción, me encuentro desarrollando un programa universal de formación donde convergen muchos entrenadores de prestigio que tengo el placer de conocer para aplicarlo en Sudamérica. El mismo será gradual entendiendo los tiempos actuales y de manifiesto a los futbolistas jóvenes. Tengo el placer de ser consultado para volcar mi experiencia y ser solicitado por federaciones de otros países para aportar mi mirada. Así que las relaciones cultivadas me ayudaran a proyectarme y seguir vinculándome en alguna estructura sólida cuando sea oportuno.

Comentarios