A pesar de tener "semáforo verde", Mar del Plata no retoma las clases presenciales

Un estudio relevó 85 municipios y sólo encontró los datos de 18. Algunos de ellos pueden abrir, sin embargo las escuelas siguen cerradas.

Por Redacción

viernes 27 de noviembre, 2020

Pocos municipios del país publican los datos que les sirven para definir si abren las escuelas. Es la información que nutre el “semáforo epidemiológico” que diseñó el Gobierno para que las provincias decidan cuándo y cómo volver al aula. Un estudio relevó 85 municipios y sólo encontró los datos de 18. Algunos de ellos pueden abrir, sin embargo las escuelas siguen cerradas.

Los autores del informe analizaron 85 municipios y sólo encontraron información pública de 18. Entre ellos hay tres (Mar Del Plata, General Pico y Villa General Belgrano) que tienen “semáforo verde” y pueden ya tener clases presenciales. De esos tres, hoy sólo General Pico abrió las escuelas, como parte del plan de apertura del gobierno de La Pampa, que ya tiene al 25,8% de sus estudiantes en la presencialidad.

Mar del Plata, por su parte, a pesar de tener el semáforo en verde y poder iniciar las clases presenciales, recién el viernes pasado retomó las actividades escolares, pero sólo en su versión de “revinculación” no educativa. En nuestra ciudad ya fueron habilitados 50 colegios para estas actividades.

El “semáforo epidemiológico” fue aprobado por el Consejo Federal de Educación hace un mes y medio, como una forma de darle punto final a la disputa que se había desatado entre Nación y Ciudad por la apertura de los colegios. La idea fue brindar una guía a las provincias, con “datos objetivos” que les permitiera definir cuándo y cómo pueden abrir las aulas.

Los indicadores que se tomaron en cuenta para esto son tres: los niveles de transmisión del virus en cada uno de los municipios; el aumento de casos entre las últimas dos semanas y las dos anteriores en ese lugar; y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva.

La combinación de estos indicadores (complementados con otros factores estructurales y organizativos de las escuelas) da como resultado una escala con tres niveles de riesgo: bajo o “semáforo verde”: se puede volver a la presencialidad; mediano o “amarillo”: se pueden iniciar actividades de revinculación; alto o “rojo”: no se puede volver bajo ninguna modalidad.

Además de los tres municipios que tienen luz verde, el Observatorio Argentinos por la Educación encontró otros diez con luz amarilla: Bahía Blanca, Chilecito, La Matanza, Olavarría, Pinamar, Rosario, Rosario de la Frontera, Santa Rosa, Ushuaia y Vicente Lopez. Y cinco con luz roja: Comodoro Rivadavia, Concepción del Uruguay, Rafaela, Río Gallegos y Venado Tuerto.

De los otros 67 municipios analizados, no hay información disponible. “El mayor desafío que vemos es la disparidad de acción entre instituciones educativas, incluso dentro de un mismo municipio. Cuando las familias ven que algunos chicos retoman contacto con sus docentes y compañeros, y otros (por ejemplo, vecinos del mismo barrio) no lo hacen, es natural que hagan una lectura de injusticia y arbitrariedad”, afirmó Guadalupe Rojo, autora del informe.

Y agregó que “debemos pedir objetividad para los criterios por los cuales una escuela decide no retomar actividades de revinculación, aun cuando el semáforo de su municipio está en amarillo. Y si se trata por ejemplo de problemas de infraestructura edilicia, el Estado debe aportar soluciones para facilitar la apropiación del espacio público: parques, veredas e incluso calles”, propuso.

“Un factor clave para construir y reforzar confianza es la transparencia, a través de la promoción de información oportuna, creíble, basada en evidencia y en tiempo real: elementos indispensables para la toma rápida de decisiones”, dijo por su parte Flavio Bucci.

 

Fuente: Clarín

Comentarios