Manes disertó en la Cumbre anual de Mercociudades "Tandil 2020"

El reconocido neurólogo se refirió a la postpandemia y señaló que “no sabemos cómo será el mundo una vez que le ganemos al covid-19, sin embargo ya estamos viendo que el virus está reconfigurando la relación de la sociedades con sus gobiernos, la ciencia, la tecnología, el ambiente y el mundo exterior".

Por Redacción

viernes 4 de diciembre, 2020

Como parte de las actividades de la 25º Cumbre Anual de la Red Merciudades, este jueves el reconocido neurólogo y neurocientífico, Facundo Manes, ofreció una disertación sobre la pandemia y "Los desafíos del día después", que pudieron apreciar los participantes del evento y el público en general a través de youtube, el Facebook del intendente Lunghi y la plataforma Hopin.

Al presentarlo el intendente Lunghi destacó el compromiso de Manes por la educación y la búsqueda de un país mejor y la importancia de contar con su “destacada” presencia en la cumbre.

A lo largo de la charla Manes reflexionó sobre lo que generó la pandemia y los desafíos que se presentan para la sociedad en lo que denominó el día después, que aclaró ya comenzamos a transitar. En ese sentido explicó que “más allá de dolor y del sufrimiento que estamos atravesando, una adaptación positiva es posible”.

Señaló que “no sabemos cómo será el mundo una vez que le ganemos al covid-19, sin embargo ya estamos viendo que el virus está reconfigurando la relación de la sociedades con sus gobiernos, la ciencia, la tecnología, el ambiente y el mundo exterior. Todo nos obligará a reconsiderar quiénes somos, que valoramos de verdad y en el largo plazo puede ayudarnos a redescubrir nuestra mejor versión como personas y como sociedad”.

También hizo referencia a que luego de tragedias o pandemias pueden suceder muchas cosas buenas y repasó algunos ejemplos conocidos a lo largo de la historia. Pero también pidió estar atentos, porque se dieron casos en los que se registraron consecuencias negativas, como un posible avance del autoritarismo o la consolidación de una sociedad más individualista.

Luego se centró en los desafíos que se presentan para la región, y precisó que “en América Latina, esta crisis, es una nueva oportunidad para internalizar más que nunca que la educación, la ciencia y la tecnología son la base del desarrollo social. La educación es el arma más eficaz ante las grandes amenazas de nuestros tiempos, la ignorancia, las mentes sesgadas, los prejuicios y la incomprensión del otro”.

“Nosotros en América Latina y el mundo hispano tenemos por delante la obligación de pensar una región diferente, la pandemia puso al descubierto y en el centro de la escena problemas históricos, las grandes desigualdades económicas, la pobreza, la malnutrición, diferencias en el acceso a la salud, a la educación y al trabajo formal. Esta pandemia despertó a muchos, las viejas formas de hacer las cosas no funcionan y necesitamos respuestas de todos, respuestas que sean innovadoras y honestas, porque las fórmulas conocidas no funcionan más. En nuestra región no podremos enfrentar esta crisis y cambiar los problemas estructurales con las mismas prácticas de siempre. Necesitamos un despertar moral y ético y no es el momento para pensar en pequeño, es el momento para pensar en grande”.

Además puntualizó que “como comunidad necesitamos recomponer nuestra confianza colectiva en las instituciones, fortalecer las instituciones democráticas debe ser una de las bases de América Latina y además generar riqueza basada en el valor agregado, no podemos depender de nuestras materias primas. Debemos invertir más en educación, en salud, en ciencia, en tecnología e innovación, tenemos que dejar de tener economías basadas en materias o sus derivados con poco valor agregado”.

La charla concluyó con la afirmación de que “los países que han logrado desarrollarse, lo han logrado porque invirtieron en conocimiento”.

Comentarios