El Gobierno renovará el programa de Precios Máximos pero tendrá menos productos

La idea es que se vaya reduciendo mientras crece paulatinamente Precios Cuidados, para pasar de 400 a 2000 artículos.

Por Redacción

martes 8 de diciembre, 2020

Con la inflación escalando especialmente en alimentos, el Gobierno se enfrenta a la presión de las empresas para pactar una nueva estrategia ante los aumentos. En este escenario trascendió que la intención oficial es prorrogar Precios Máximos una vez más pero a la vez sacar productos de ese listado y paulatinamente ir pasándolos a Precios Cuidados con "actualizaciones" menores al 5%.

Precios Máximos vence el 31 de enero y si se concreta esta sería la tercera renovación. La diferencia entre este programa y Precios Cuidados no es menor: uno es coercitivo, el otro es "voluntario". Claramente, a los ojos de las empresas Precios Cuidados es el mal menor.

La extensión de los controles de precios se encuadra en la decisión del Gobierno de sacar el pie del acelerador del ajuste. Esto se evidenció este mes, primero con el otorgamiento de más fondos para ayudas sociales y luego con el retoque a la ley de movilidad jubilatoria.

En enero pasado el Gobierno recién asumido puso en marcha Precios Cuidados. En este caso se trata de un programa consensuado con las cámaras empresarias, en el que negocian productos y precios con el Gobierno.

Pero con la llegada de la pandemia se puso en marcha una medida más drástica: Precios Máximos. El 19 de marzo se publicó un decreto con un listado de 2000 productos elegidos por el Gobierno entre los principales de la canasta básica que debían retraer su precio al 6 de marzo.

Este programa tenían una duración original de 30 días. Pero se fue prorrogando junto con la cuarentena. En julio se permitió un aumento de 4,5%. La nueva fecha de vencimiento es el 31 de enero.

Ya en noviembre Precios Máximos empezó a achicarse. Ese mes, también por decreto, salieron del programa unos 100 productos considerados "no esenciales", desde vinos hasta cápsulas de café.

Desde entonces los empresarios viene reclamando para que el programa se elimine con el argumento de que la devaluación y el incremento de costos generado en estos ocho meses de vigencia lo vuelven inviable.

Por eso, cámaras empresarias como Copal, que reúne a las alimenticias, y Amcham que concentra a multinacionales, la mayoría de origen estadounidense, presionan para que se discontinúe. Y como muestra de buena voluntad le ofrecen al Gobierno ampliar Precios Cuidados.

Según pudo averiguar Clarín, la idea que prevalece en el Ejecutivo es la de renovar Precios Máximos una vez más y a la vez ir "deslistando productos". En paralelo se avanzará en fortificar la canasta de Precios Cuidados para pasar de los 400 productos actuales a 2000 artículos. "Queremos que Precios Cuidados abarque todos los productos de la canasta básica esencial. No será de un día para otro, la idea es ir sumando de a poco", dijeron fuentes oficiales.

Lo que ya está confirmado es que Precios Cuidados se renueva el 7 de enero. En este caso estará sujeto a "pequeños aumentos": no superarían el 5%.

"Es necesario transitar el sendero de equilibrio entre recuperar la pérdida de rentabilidad y la recuperación del poder adquisitivo de los salarios", afirmó la secretaria de Comercio Interior Paula Español, en una entrevista con Télam.

"En función de cómo se consolide la mayor variedad y marcas de esa canasta de Precios Cuidados avanzaremos con el deslistamiento de productos y en todo caso definiremos si Precios Máximos continúa después del 31 de enero o no", sentenció Español.

En los últimos meses los alimentos vienen subiendo por encima del promedio de indice de precios (IPC). En octubre aumentaron 4,8%, contra 3,8% del IPC. Y se estima que esta tendencia se mantuvo en noviembre y diciembre.

Para el año que viene se espera que la inflación supere el 36% estimado para este año. Por eso la intención del Gobierno es achatar el impacto de los alimentos y las tarifas sobre el índice para evitar que en el año electoral los precios presionen aún más sobre el poder adquisitivo y la pobreza.

 

Fuente: Clarín.

Comentarios