El Obispo celebró a la Inmaculada en Vidal, Pirán y Gesell

Gabriel Mestre participó en las tres fiestas patronales de las parroquias que tienen a la Inmaculada Concepción de María como patrona de su ciudad. En cada celebración pidió a la Virgen por las dos vidas.

Por Redacción

martes 8 de diciembre, 2020

"La vida es un don de Dios. La vida no es un fenómeno”, dijo el padre obispo Gabriel Mestre en las tres fiestas patronales de las parroquias que tienen a la Inmaculada Concepción de María como patrona de su ciudad. En cada celebración pidió a la Virgen por las dos vidas.

Mestre presidió durante la mañana la ceremonia en la parroquia de Coronel Vidal y luego, al mediodía, en la Inmaculada de General Pirán. En ambas iglesias celebró la eucaristía acompañado del padre Alejo, párroco de esas comunidades. En las dos ciudades participaron una gran cantidad de feligreses que en estricto protocolo celebraron a la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Por la tarde, en Villa Gesell, el obispo participó de una Caravana Marcha que duro más de 4 horas recorriendo las localidades de Mar Azul, las Gaviotas, Mar de las Pampas y todos los barrios de la ciudad de Villa Gesell, para concluir con la Misa en la parroquia Inmaculada Concepción en el norte de la ciudad de los médanos.

El obispo celebró la alegría de la Virgen en este año de pandemia y nos invita a seguir transitando en la esperanza, siendo conscientes de que la pandemia continúa aunque tengamos signos de mejoras. Asimismo Mestre pidió “la paz y la unidad para todos los argentinos”.

También en esta fecha tan sensible para todos el padre obispo Gabriel se refirió claramente a la defensa y al cuidado de las dos vidas, recordando el mensaje que diera a conocer días atrás titulado “la vida, siempre la vida”. Mestre ratifico que “la Iglesia, cuida, defiende y acompaña siempre las dos vidas”, luego concluyo en la homilía diciendo “la vida es un don de Dios, la vida no es un fenómeno”.

Comentarios