Los beneficios de la vitamina D

Qué dicen las investigaciones sobre esta poderosa herramienta para la salud en el contexto de pandemia.

Por Gimena Rubolino

miércoles 9 de diciembre, 2020

La falta de vitamina D está asociada con reacciones inflamatorias y disfunción inmune por lo que predispone a los individuos a infecciones severas.

¿Qué es la vitamina D?

Produce efectos antivirales por mecanismos tanto directos como indirectos, mientras que su deficiencia puede aumentar la probabilidad de infección por virus como el retrovirus, la hepatitis y el dengue. Esta vitamina ayuda además al metabolismo óseo, la autorregulación del calcio y las funciones del sistema inmune.

La vitamina D es única porque se puede producir en la piel a partir de la exposición a la luz solar. Existe en dos formas: se obtiene de la irradiación UV y de algunos alimentos. La luz UVB del sol incide en la piel y los seres humanos sintetizan vitamina D3, por lo que es la forma más “natural”. Los seres humanos no producen vitamina D2, y la mayoría de los pescados ricos en aceite como el salmón, la caballa y el arenque contienen vitamina D3.

La deficiencia de vitamina D puede resultar del consumo de una dieta no equilibrada, aunada a una inadecuada exposición solar.

Su rol en la pandemia por Covid-19

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Turín proponía que la vitamina D ciertamente no es una cura, sino una herramienta para reducir los factores de riesgo y que, por ende, incorporarla para combatir la pandemia de coronavirus podría ser clave.

Otra investigación llevada a cabo por la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston de los Estados Unidos, determinó que obtener vitamina D está relacionado con un menor riesgo de sufrir infecciones graves por coronavirus y padecer síntomas graves como confusión, pérdida del conocimiento, dificultad para respirar y muerte.

Las personas que incorporan suficiente vitamina D tienen un riesgo 52 por ciento menor de morir de COVID-19 que aquellos que tienen deficiencia de la ‘vitamina del sol’, revelaron.

Otro estudio reveló que la falta de vitamina D podría ser un factor en común entre las personas con un cuadro más grave de coronavirus que requieren hospitalización. Así lo confirmó una nueva investigación publicada en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Endocrine Society.

La investigación encontró que el 80% de los pacientes con coronavirus en un hospital español tenía deficiencia de la vitamina del sol.

¿Cómo incorporar la vitamina D de forma natural?

Algunos de los alimentos que se pueden ingerir para obtener esta vitamina son:

  • Pescado: salmón, bacalao, sardinas.
  • Lácteos.
  • Cereales.

La forma más fácil de obtenerla, sin embargo, es mediante la exposición al sol de 5 a 10 minutos, ya que es vital para fomentar su producción natural en el cuerpo, pero es importante equilibrar esta exposición para no dañar la piel.

 

 

.

Comentarios