Cuidados de la piel en el verano

Es un momento para protegerla del sol y utilizar activos que contribuyan a su hidratación diaria.

Por Gimena Rubolino

lunes 14 de diciembre, 2020

Las altas temperaturas producen mayor pérdida de agua y fotoenvejecimiento por la exposición solar. Por eso, es un momento en el que necesitamos higienizar la piel (durante todo el año), hidratarla y protegerla del sol.

La licenciada Laura Varela afirma que “durante este período es ideal utilizar activos más livianos como geles, serums, productos más refrescantes y menos maquillaje”.

Lo primero que tenemos que hacer es limpiarnos la piel y en esta época podemos usar un gel de limpieza con activos descongestivos dado que la textura es más liviana” explica.

Cómo hidratamos la piel

Para hidratar la piel podemos usar activos como ácido hialurónico  que repone la pérdida de agua; alguna loción con colágeno; son importantes los flavonoides y antioxidantes como el té verde que ayudan a protegernos de los daños del sol”.

La combinación de la vitamina C y E también es muy efectiva porque protege la membrana celular. También, las ceramidas y la coenzima Q son otros activos elegidos en esta época” agrega.

Con respecto a las manchas, es un momento de prevenirlas no de tratarlas. La vitamina C ayuda a que no se generen nuevas”.

En cuanto a la alimentación, es importante tomar agua, llevar un buen descanso y una dieta rica en frutas, oligoelementos y verduras.

Protector solar: hábito de rutina diaria

La doctora Mariaangeles Jofre, especialista en Dermatología sostiene que “un protector adecuado debe tener protección contra los rayos UVB y UVA”.

“Los primeros son los responsables de las quemaduras solares y del cáncer de piel. Su protección la encontramos con la sigla FPS y debe ser igual o mayor a 30 para que sea efectivo”.

“Los rayos UVA son los responsables de dañar las proteínas estructurales de la piel, promoviendo el envejecimiento cutáneo, las arrugas y la flacidez. Su protección la encontramos con las siglas PDP y debe ser igual o mayor a 10” agrega la doctora.

“Tomar como hábito el uso de protector solar previene considerablemente la formación de arrugas y manchas en la piel. Recuerden que la gran mayoría de las manchas, no son por la vejez como comúnmente se acostumbra a decir. Las manchas se deben al daño acumulado del sol a lo largo de toda la vida”.

“Y exponernos al sol no ocurre solamente en la pileta o en la playa, sino todo el tiempo: esperando un colectivo, caminando hacia el trabajo, tomando unos mates en el balcón, etc”.

Una protección eficiente no es sinónimo de mayor precio, en el mercado hay múltiples opciones. Recuerden aplicar siempre el protector 15-20 minutos antes de salir para permitir la absorción de sus filtros químicos, y renovar cada 2-3 horas si están expuestos al sol, o luego de mojarse. Respetar las cantidades adecuadas también es un dato no menor. Por lo tanto, tomar conciencia y acción frente a algo totalmente prevenible, es siempre la mejor opción”.

“Y si tengo que elegir dos productos básicos de rutina para este verano, son un buen limpiador facial y mis protectores solares, tanto para el rostro como para el cuerpo. Consuman información de fuentes confiables y profesionales con estudios y si tienen dudas, consulten con su dermatólogo que protector es mejor para su piel” concluye la doctora.

 

 

 

Comentarios