A un año del incendio de Torres y Liva: "El equipo de emergencias funcionó de manera sobresaliente"

El mayor incendio en la historia de Mar del Plata dejó muchos damnificados y daños materiales, con una destacada coordinación y trabajo del personal de emergencia que intervino en el hecho, lo que permitió que no se registraran víctimas fatales. Rodrigo Gonçalves, titular de Defensa Civil, manifestó que "el contexto en ese momento era como para que las pérdidas fueran mucho mayores a lo que resultaron".

Por Redacción

martes 15 de diciembre, 2020

Se cumple un año de uno de los incendios más importantes en Mar del Plata, el cual ocurrió la noche del domingo 15 de diciembre, desatándose el fuego, sobre la calle Rivadavia y 20 de Septiembre, en la distribuidora Torres y Liva.

Se trató de un siniestro que dejó muchos damnificados y perdidas materiales, pero que contó con un gran despliegue y coordinación por parte del personal de Bomberos, Policía, SAME y Defensa Civil, entre otros, lo que permitió que mas allá de la magnitud del incendio y los daños materiales, no se contaran víctimas fatales.

"Realmente fue un hecho de gran envergadura, un hecho fatídico, que como dato destacado nos dejo el hecho de que no hubo victimas fatales, lo cual parecía, en esas primeras horas, que iba a ser muy difícil que no ocurrieran. Finalmente hoy podemos decir que en el incendio mas importante en la historia de Mar del Plata, no tuvimos que lamentar victimas fatales". manifestó Rodrigo Gonçalves, titular de Defensa Civil, en diálogo con el programa "Antes que sea Tarde", por Radio Mitre Mar del Plata FM 103.7

"Otro dato muy importante para destacar fue sin dudas la labor de los bomberos. El equipo de emergencias en su conjunto funcionó de una manera sobresaliente. Realmente también fue mucha la gente que incluso desde el anonimato, aportó su 'granito de arena' para colaborar con la situación", aseguró.

"Sin dudas estos son hechos positivos para destacar, mas allá del marco de la perdida total de los vienes de muchas familias, que vieron perder no solo cuestiones materiales que tienen relación con lo económico, sino que muchos de ellos perdieron su historia, sus pertenencias y es el día de hoy en que lamentablemente no lo han podido recuperar, con procesos judiciales, los cuales aún se encuentran con algunas cuestiones sin resolver con los seguros. Sin dudas que a un año del hecho, el recordatorio y el abrazo más fuerte, es para todas esas familias", subrayó Gonçalves.

"La envergadura de este incendio, por la cantidad de familias afectadas, por el lugar céntrico de la ciudad de Mar del Plata, el hecho de que se dio un domingo a las 22, con un día no laboral, donde la gente se va a descansar mas temprano, en un edificio donde incluso vivía mucha gente de edad mayor, que a esa hora ya se encontraba durmiendo, generaba un contexto como para que las pérdidas fueran mucho mayores a lo que resultaron", afirmó.

"Por este motivo no tenemos que dejar de mencionar el arduo trabajo, primero de la policía de la provincia de Buenos Aires, con efectivos que demostraron una gran carga de humanidad y tuvieron un trabajo por demás importante en los primeros minutos. Por supuesto la actividad de los bomberos como siempre fue sobresaliente, como el de todo el conjunto que participó del trabajo realizado en el siniestro", destacó el titular de Defensa Civil.

"Si los bomberos no hubieran realizado el trabajo que hicieron, los daños hubieran sido mucho más importantes. Las condiciones del viento, las condiciones meteorológicas en ese momento eran adversas para que la propagación fuera mucho mayor de la que tuvimos y la contención del incendio hacia el resto de la manzana, fue un trabajo único de los bomberos que dio resultados muy positivos", remarcó Gonçalves.

"Este hecho también generó una desazón, teniendo en cuenta que este evento quedó partido en dos. Por un lado esa noche del 15 de diciembre con un trabajo de 24 horas desde lo que resultó ser la primera sofocación y después tuvimos tres meses más hasta que se hizo la demolición del edificio, donde seguramente para más de un vecino quedó una cuenta pendiente con el Estado, teniendo en cuenta la imposibilidad de medios físicos para recuperar sus pertenencias", detalló.

"Por este motivo hay gente que vivió dos veces sus pérdidas, por un lado por lo ocurrido el 15 de diciembre y por otro lado cuando se realizó la demolición, porque no estaban garantizadas las medidas de seguridad para que las personas pudieran ingresar a recuperar sus bienes", concluyó Rodrigo Gonçalves.

Comentarios