El oficialismo busca reactivar el proyecto que regula la actividad de los “trapitos” en Mar del Plata

Lo anunció el concejal, Agustín Neme. El secretario de Seguridad, Horacio “Toto” García, anunció su apoyo al proyecto.

Por Redacción

miércoles 16 de diciembre, 2020

Durante el pasado fin de semana, dos “cuidacoches” fueron detenidos en la zona sur de Mar del Plata tras romper el alambrado de un terreno que intentaron tomar para utilizar de estacionamiento.

Este miércoles, el concejal del oficialismo, Agustín Neme, anunció que buscará reactivar el proyecto de ordenanza que plantea regular la actividad de los "cuidacoches" en el distrito de General Pueyrredon. “Tenemos que dar esta discusión de una vez por todas para cuidar a los vecinos. Buscamos que el municipio cuente con una herramienta que regule esta actividad", manifestó el edil en declaraciones a CNN Radio Mar del Plata (FM 88.3).

En ese sentido, Neme dijo que “el proyecto se encuentra en el Concejo Deliberante. En los últimos días, hemos mantenido reuniones con el secretario de Seguridad del municipio, Horacio García, y su equipo. Para nosotros sigue siendo una prioridad dar esta discusión pero nos encontramos con un año complicado por la pandemia que nos hizo cambiar la agenda pero no tengo dudas que esta discusión arrancará en los próximos días”, adelantó el concejal del intendente Guillermo Montenegro.

A continuación, el edil de Vamos Juntos remarcó que “se trata de una problemática de muchos años en la ciudad, debemos resolverla. Queremos dar la discusión para llegar a la mejor herramienta legislativa posible. Esto es un pedido del intendente Guillermo Montenegro y también es la intención del nuevo secretario de Seguridad de avanzar con esta iniciativa”.

En marzo de este año en el marco de la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, el intendente Guillermo Montenegro presentó ocho solicitudes a los concejales para que lo acompañen en materia de producción, empleo y seguridad, entre otros temas.

En ese contexto, el jefe comunal reclamó la regulación de la actividad de los “trapitos” y pidió "compromiso para poder trabajar en conjunto temas que aportan a mejorar la seguridad de todos los vecinos como varios proyectos que ya se encuentran en este cuerpo que apuntan a regular la actividad de los cuidacoches”.

En ese sentido, Neme destacó que "nadie puede adueñarse del espacio público y menos aún extorsionar. Es ilegal que le cobren a la gente para estacionar en un lugar público y libre. En muchísimos casos pretendiendo montos fijos exorbitantes como condición para que las personas puedan estacionar. Esto es un delito. Esto sumado a situaciones de violencia permanente entre los propios 'cuidacoches' en la vía pública, representan un peligro para toda la sociedad. Para nosotros la prioridad es la de cuidar a nuestros vecinos”.

El proyecto propone la creación de un registro de “cuidacoches” en la ciudad quienes para ser incluidos deberán cumplir con varios requisitos entre los cuales se destacan los siguientes: deberán ser mayores de edad; residentes del Partido de General Pueyrredon debiendo acreditar una antigüedad mínima y continuada de 3 años. A su vez no podrán desarrollar la actividad personas con antecedentes penales; tampoco personas que acrediten ingresos formales o ayudas del estado de cualquier índole que superen el importe del salario mínimo, vital y móvil.

El proyecto a su vez exige previamente, entre otros requisitos, la realización de estrictos estudios médicos; el desarrollo de cursos orientados a la ciudadanía, derechos y obligaciones del cuidador de vehículos, normas de seguridad en la vía pública, entre otros.

Además, la iniciativa propone como autoridad de aplicación a la Secretaría de Seguridad del municipio quien se encargará del cumplimiento y puesta en marcha del registro de "cuidacoches" pero estipula también un trabajo articulado con las distintas fuerzas de seguridad en la ciudad.

Los permisos, según lo estipulado en el proyecto, tendrán una duración de 1 año debiendo renovarse una vez finalizado el mismo. A su vez estos permisos podrán ser revocados por el municipio en cualquier momento por razones de interés público y ante la acreditación de faltas por parte de los "cuidacoches".

Por su parte, se implementa la utilización por parte de los "cuidacoches" de un chaleco reflectante y una credencial una imagen actual de la persona y sus datos particulares. Este elemento también deberá contener la siguiente leyenda impresa "mi actividad no es arancelada, su retribución no es obligatoria".

A su vez, el proyecto estipula un protocolo de actuación específico para eventos masivos donde la actividad de los “cuidacoches” también resulta ser conflictiva como por ejemplo es el caso de los eventos musicales, deportivos, culturales, espacios públicos y playas, entre otros.

Para finalizar, Neme volvió a referirse a la necesidad de una "urgente legislación" que regule la actividad de los "cuidacoches". "Este problema viene desde hace décadas y debemos de una vez por todas tomar decisiones al respecto. Debemos ser firmes en este sentido. Nuestro objetivo es cuidar a los vecinos frente a hechos de extorsión y violencia”, sentenció.

Comentarios