Montenegro rechazó un posible "toque de queda sanitario", pero pidió más controles

Luego de los desbordes en las playas de Mar del Plata, el intendente Guillermo Montenegro se mostró en contra de las medidas que analiza el Gobierno.

Por Redacción

lunes 4 de enero, 2021

Mientras desde el Gobierno provincial analizan la posibilidad de un "toque de queda sanitario" ante el aumento de casos de coronavirus, con el foco puesto en la Costa Atlántica, el intendente de General Pueyrredon se mostró en contra de aplicar restricciones, aunque admitió que hacen falta más controles.

"No es necesario ir marcha atrás en las fases, el problema mayor está en los lugares donde no se puede controlar porque hay clandestinidad", advirtió Guillermo Montenegro, jefe comunal de Mar del Plata.

Contó que desarticulan "entre 15 y 20 fiestas clandestinas por noche" desde que comenzó la temporada, y apuntó contra los jóvenes, al afirmar que "se están juntando donde no hay protocolos".

"Hay que regular la actividad de recreación de los jóvenes. Por el hecho de prescribirla, los chicos no se van a quedar encerrados en la casa. Eso no va a ocurrir", consideró.

De todas formas, y ante la posibilidad de algún cierre, Montenegro explicó que "el turismo para los marplatenses significa laburo" y que la ciudad tuvo "el peor año de la historia en la ocupación".

"Hay que ser un poquito más severos en este momento porque el riesgo que estamos viviendo ya no es sobre las libertades individuales, sino que acá hay un problema de contagios hacia los demás", afirmó este lunes Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, al advertir por la situación que se vive en las platas de la Costa Atlántica.

Fuente: Clarín

Comentarios