La Provincia admite que no hay infraestructura para clases presenciales generales y piensa en un plan rotativo

Lo dijo el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. También adelantó que el objetivo del Gobierno es vacunar a 1,5 millón de personas durante febrero.

Por Redacción

miércoles 20 de enero, 2021

En medio de la polémica instalada sobre el inicio del ciclo lectivo 2021 y el regreso a las clases presenciales ante un posible rebrote de casos de coronavirus, el Gobierno bonaerense admitió este miércoles que la Provincia no tiene infraestructura para que todos alumnos vuelvan a las aulas y por eso piensa en un esquema rotativo.

"El objetivo es empezar las clases de manera presencial en marzo", destacó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y enseguida precisó que "obviamente no sería con la misma cantidad de alumnos por aula porque no están preparadas para asegurar el distanciamiento de dos metros".

Explicó el funcionario que "sería con aforo determinado de cantidad de alumnos por aulas, que irían rotando una semanas unos y otra semana otros, pero se aseguraría presencialidad".

Y sumó: "No sería presencialidad completa como en época normal, pero sí presencialidad y eso ya lo estuvimos poniendo en práctica en distritos de bajo riesgo".

Días atrás, el presidente Alberto Fernández expresó su postura respecto al debate instalado sobre el regreso de las clases presenciales, afirmó que la vuelta de los chicos a las aulas "es prioritaria" y adelantó que se producirá "en marzo".

En la misma línea se expresó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, quien se refirió a la posibilidad de una "presencialidad cuidada" en el marco del retorno a las aulas en las 24 jurisdicciones del país.

De todas formas, y en sintonía con lo que dijo Bianco, Trotta admitió que "no existe infraestructura para la presencialidad absoluta ni en la Ciudad ni en ningún distrito”.

La postura de los gremios

Por su parte, los gremios docentes también se manifestaron y pusieron en duda la intención del Gobierno de que el ciclo lectivo 2021 inicie en los próximos meses.

El secretario general de la Unión Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Ángel Díaz, se mostró optimista en torno a la campaña de vacunación, que comenzó a coordinarse con IOMA, la obra social de los empleados públicos del distrito.

En la Ciudad, la secretaria general de UTE-Ctera, Angélica Graciano, fue tajante: "El 17 de febrero no va a haber condiciones para volver a la presencialidad". Mientras que desde la Confederación de Trabajadores de la Educación se mostraron dispuestos a consensuar el regreso de las clases presenciales en el marco de las reuniones de la paritaria nacional que comienzan en febrero.

La Ctera publicó comunicado, que lleva la firma de Sonia Alesso y Roberto Baradel, donde argumentan que los contagios de coronavirus en niños y adolescentes se incrementaron en Europa y Estados Unidos, lo que muestra "una tendencia paralela a los casos en adultos", y que debido a ello “han recomendado extremar las medidas de cuidado en las escuelas”.

Plan de vacunación

Por otro lado, Bianco afirmó que el objetivo del Gobierno es vacunar a 1,5 millón de personas en febrero.

"A partir de la llegada masiva de una cantidad más importante de vacunas vamos a estar ampliando el esquema. Hasta ahora estamos vacunando en 169 hospitales y vamos a llegar 500 vacunatorios, con 350 escuelas".

En ese esquema ampliado de vacunación, detalló que seguirán "los docentes y policías, los mayores de 70, luego los mayores de 60 y las personas que tienen un riesgo mayor de contraer el virus por una enfermedad de base. El plan para febrero es vacunar a un millón y medio de personas, en la medida que vayan llegando las vacunas", dijo.

Fuente: Clarín.

Comentarios