Extienden el congelamiento de los alquileres y suspenden los desalojos hasta el 31 de marzo

El Gobierno nacional prorrogó las medidas “sobre los inmuebles destinados a vivienda única y que se encuentren ocupados”.

Por Redacción

sábado 23 de enero, 2021

El Gobierno nacional anunció que extenderá el congelamiento de los valores de los alquileres y la suspensión de los desalojos hasta el próximo 31 de marzo.

“La medida vigente que vence el próximo 31 de enero recae sobre los inmuebles destinados a vivienda única y que se encuentren ocupados. Asimismo establece también la extensión de los contratos de locación, cuyo vencimiento haya operado desde el 20 de marzo de 2020”, indicaron desde la Casa Rosada.

Los detalles de la medida se conocerán la semana próxima, cuando se formalice con su publicación en el Boletín Oficial.

El anuncio llegó 24 horas después de que se supo que el Presidente prorrogará el DNU antidespidos y la doble indemnización sin causal justa.

“Esto es terrible, no sólo están perjudicando a los mismos inquilinos, porque se les generará una bola de nieve de deudas, sino también al sector porque espanta la inversión inmobiliaria de inmuebles destinados a alquilarse. Esto va contra al desarrollo del país”, afirmó Enrique Abatti, Presidente de la Cámara de Propietarios de la República Argentina.

En cambio, Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de inquilinos dijo que “con esta nueva extensión no gana ni pierde nadie. Es un respiro en una situación económica grave, con inquilinos endeudados”.

Esta será la tercera vez que la administración de Alberto Fernández congela los precios de los alquileres. La primera fue el 29 de marzo del año pasado, días después de que se pusiera en marcha la cuarentena para tratar de contener el avance del coronavirus.

Y la anterior fue el 24 de septiembre, cuando la medida se ratificó hasta el 31 de enero. En aquella oportunidad, con el decreto 766/2020 se indicó que el congelamiento forma parte de las acciones destinadas “a paliar la situación social, la cual se ha visto sumamente afectada por la pandemia de Covid-19”.

La medida también incluyó la presentación de un mecanismo para compensar la diferencia entre el precio pactado en el contrato y el que resulte de la aplicación del presente decreto, y también un mecanismo para el pago de las deudas que pudieren originarse por falta de pago, pago parcial o pago fuera de plazo.

Es decir, una vez vencido el congelamiento, está previsto que los inquilinos puedan pagar en cuotas (al menos tres y como máximo seis) las diferencias entre lo que pagaron durante la vigencia del decreto y el valor estipulado en los contratos.

“Este procedimiento para el pago en cuotas de las diferencias resultantes será de aplicación aun cuando hubiere operado el vencimiento del contrato”, remarcó el decreto original de marzo pasado. Además, en esa oportunidad se estableció que “no podrán aplicarse intereses moratorios, compensatorios ni punitorios, ni ninguna otra penalidad prevista en el contrato, y las obligaciones de la parte fiadora permanecerán vigentes hasta su total cancelación”.

Comentarios