“Estamos trabajando a pérdida”, advirtieron los lecheros

Los productores nucleados en las tres cuencas bonaerenses refutaron el “desacople” en el mercado. Llamaron a evitar la "intervención distorsiva" como solución a los problemas de la economía. Pese a que “pueden parecer apropiadas en lo inmediato”, aseguraron que medidas como las que se intentaron aplicar con el maíz terminan generando "escasez e incremento de precios".

Por Redacción

viernes 29 de enero, 2021

En medio del temor del agro a la intervención del Gobierno en más productos del sector, las Cámaras de Productores de Leche de la Cuenca Oeste de Buenos Aires y USV Abasto, junto a la Unión de Productores de Leche Cuenca Mar y Sierras, rechazaron eventuales políticas “de aislamiento y restricción”.

Además, los lecheros pidieron al Gobierno generar “un espacio de intercambio de urgencias e importancias”.

Ante esta manifestación, Juan De Pian, presidente de la Cuenca Lechera Mar y Sierras, compartió detalles del sector con el programa “Tandil Despierta” que se emite por Tandil FM (104.1) y EcoTv.

Advirtió que están prácticamente trabajando a pérdida y que necesitan mayor previsibilidad para poder sostenerse. La intención principal es “poner primera” y poder encontrar un punto de diálogo con el gobierno.

Trabajar a pérdida

De Pian reveló que estuvieron trabajando mucho a lo largo del 2020 en el acercamiento con el resto de las Cámaras para llamar a conversar a las autoridades sobre el problema que están atravesando desde la lechería, que asintió “es muy grave”.

De acuerdo a su exposición, a la industria le está costando mucho trasladarles el valor, porque tienen el régimen de los precios cuidados, entonces la producción viene muy relegada con poder recuperar costos.

Por otro lado, destacó que el 2020 fue un año en que la divisa (dólar), que es la que les dice cuánto salen las cosas, pegó un salto enorme, impactando directamente en sus insumos.

“Estamos trabajando prácticamente a pérdida”, aseguró y señaló que afortunadamente la exportación acompañó mucho y eso hizo que no fuera grave. “Estamos a enero y el año pinta largo y muy difícil”, agregó, fundamentando que por eso coincidieron las tres entidades en tratar de anticiparse todo lo posible y generar un espacio de diálogo.

“A nosotros en la cadena nos toca producir, tenemos que lidiar con el tiempo, el costo de los productos y las disponibilidades, que son cada vez más difíciles, y darle a la industria la mayor cantidad de leche posible”, enfatizó el dirigente local.

Comentarios