Cerveza "malvinera": se hace en Mar del Plata y logró que una mamá visitara la tumba de su hijo por primera vez

Agua de Mar del Plata, con flores nomeolvides en la maceración, mitad de malta argentina, mitad de malta inglesa y miel bonaerense son los ingredientes que dan forma a "No me olvides", una cerveza Honney única en su especie.

Por Redacción

domingo 21 de febrero, 2021

La Cámara de Cervecerías Artesanales de Mar del Plata y la Fundación No Me Olvides crearon una cerveza "malvinera", que tiene atrás la historia de la búsqueda de un símbolo de paz. El objetivo es sostener la memoria de los héroes caídos en la guerra de las Islas Malvinas y ayudar a los familiares de ex combatientes.

Se elabora con malta argentina y británica por partes iguales, y lo que se recauda se destina a la fundación que identifica las tumbas de los soldados enterrados en las islas.

La presentación de esta Honey Beer se realizó este mes, pero su cocción se dio el 13 de marzo del 2020 para ayudar a costear el traslado de una madre de un caído a visitar la tumba de su hijo.

"Lamentablemente, a esa mamá le faltan sus dos piernas y no pudo ir en ningún viaje humanitario. El Ejército nos puso un helicóptero porque vive en el medio del campo en Corrientes, la trajo a Mar del Plata y así pudimos volar a Malvinas. Era la única que todavía no había podido despedirse de su hijo. No le hicieron falta las piernas porque tiene alas", explicó Julio Aro en diálogo con El Marplatense.

El ex combatiente nominado al premio Nobel de la Paz, con la fundación que preside, logró reemplazar 115 de las 122 placas del cementerio de Darwin por otras que hoy llevan los nombres de los soldados argentinos sepultados allí a partir de la identificación de cada uno de ellos.

Fue a partir de unas de esas historias, la de la identificación del cuerpo del soldado Gabino Ruiz Díaz, y la de su mamá, Elma Peloso, que finalmente pudo viajar a Malvinas y por primera vez visitar la tumba de su hijo, que la Cámara de Cerveceros Artesanales de Mar del Plata supo del trabajo de la Fundación No me Olvides.

Así nació "No me olvides", una cerveza "malvinera", como la definieron, elaborada con agua de Mar del Plata, pétalos de flores nomeolvides en la maceración, miel bonaerense y maltas argentina y británica por partes iguales. Lo que se recauda por su venta se destina a la fundación.

Boortmalt aportó la malta argentina y Krieg importadora la malta inglesa; el Vivero Antoniucci dispuso las flores nomeolvides y la cooperativa apícola Qualitas proporcionó 100 kilos de miel.

El resultado, una lograda honey que hace días se despacha en las cervecerías de Mar del Plata. En la presentación, la fundación recibió un cheque de $180 mil por lo recaudado en los primeros días.

"Se distribuyeron latas en cervecerías para que los chicos jóvenes que no conocen la historia de Malvinas sepan. Se cocinó el 5 de marzo, recién en febrero se pudo largar a la venta y en un ratito se terminaron los barriles. Todavía quedan algunas en algunos lugares de la ciudad", indicó Aro.

"La quieren llevar a Italia, la quieren llevar Londres. Fue tanto el éxito que tuvo que tal vez se vuelva a repetir. La repercusión que tuvo fue increíble y gracias a ella se comunicaron desde la Cámara de Cerveceros Artesanales de la Patagonia para preguntarnos si queríamos hacerla allá, así que pronto se cocinará en el sur", concluyó.

Comentarios