¿Qué tipos de pintura para pisos existen?

Cuando tengas que elegir la pintura para pisos deberás estar atento a qué suelo puede ser pintado.

Por Redacción

lunes 22 de febrero, 2021

A la hora de renovar los pisos de tu casa, tenés que saber que hay una gran variedad de pintura para pisos. Podrás encontrar algunas especiales que son resistentes a la lluvia, a los rayos UV y son antideslizantes, entre otras opciones.

Cuando tengas que elegir la pintura para pisos deberás estar atento a qué suelo puede ser pintado. Por lo general, la mayoría de las pinturas pueden ser aplicadas tanto en espacios interiores como exteriores.

La pintura para pisos en Familia Bercomat puede ser aplicada en superficies porosas como el cemento, ladrillo, madera pulida, pisos de hormigón, baldosas de concreto y con un recubrimiento esmaltado.

Sin embargo, los pisos con superficies lisas como las cerámica, porcelanato y todos los pisos con mucho brillo y suavidad, no pueden ser pintados ya que no poseen las porosidades que necesita el tinte para adherirse.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los pisos pintados?

Algunas ventajas de los pisos pintados es que tienen fácil aplicación mediante brocha, rodillo o pistola. Además, poseen una buena resistencia al desgaste y se secan rápido, con lo que se gana mucho tiempo.

Otro de los beneficios de utilizar pintura para pisos es que tienen buena resistencia al moho, ácido y óxidos diluidos, aceites y grasas.

Sin embargo, también hay algunas desventajas en la pintura para pisos como, por ejemplo, que debe protegerse bien el tinte porque sino pueden llegar a aparecer rayas. También hay que tener cuidado porque absorbe las manchas y después cuesta sacarlas.

Distintos tipos de pintura para pisos

Dentro de las distintas pinturas para pisos, está la que se usa en exteriores. Está diseñada para espacios de alto tránsito como garage, patio, jardín o un museo. En este caso, podés utilizar pintura epóxica, que viene de distintos colores. Pero, si no querés cambiar el color de la superficie, usá laca poliuretánica transparente para pisos, que resaltará el brillo del suelo.

Para los pisos interiores, estas pinturas están hechas para ambientes que no tienen tanto movimiento de gente como salas, habitaciones, comedores o pasillos. La que más suele recomendarse es la de látex, que le brinda un acabado uniforme al suelo. El tinte de látex está constituido por más partes de agua que de aceite, por ende es más fácil de diluir.

Seguramente te encuentres con la pintura epóxica para pisos, que es un grupo de tintes de alta resistencia a diferentes ataques y está compuesta por dos componentes: uno que contiene epoxi y otro que tiene catalizador o endurecedor de alto rendimiento. Permite obtener elevados espesores por mano, brindándole a los suelos una gran impermeabilización y resistencia.

No podemos dejar de lado los pisos de cemento, que se caracterizan por ser porosos, lo que permite una mejor adhesión de la pintura sobre la superficie. Estos pisos se adaptan bien a la pintura epoxi, látex y acrílica. Con cualquiera de estas tres opciones se podrá darle una renovación a tu piso.

Con respecto a los pisos de madera, debés saber que son un de los más fáciles para pintar. Lo que más se aconseja es usar pintura al agua de látex, pero deberás aplicar una mano de base previa a la pintura. Esto último no sólo cuenta para los pisos de madera, este tipo de pintura también sirve para pisos de metal, cemento u hormigón.

Para lograr que la superficie tenga un acabado más suave, podrás usar pinturas al aceite. Sin embargo, deberás tener en cuenta que tarda mucho más en secar que otro tipo de pinturas.

Comentarios