Inversiones para potenciar nuestras tierras marplatenses

Analicemos nuestras necesidades y animémonos a comprar materiales de calidad. 

Por Redacción

martes 2 de marzo, 2021

Los insumos, materiales o maquinarias agrónomas son una inversión bastante grande, por eso, es importante conseguir un proveedor de confianza, y estar seguros de que lo que estamos adquiriendo es lo que realmente necesitamos.

Podemos invertir en maquinaria pesada o vehículos, como tractores y camionetas. Nos permitirán movernos por nuestras hectáreas sin tener problemas con el terreno. Sobre todo, en el primer caso, podremos elegir entre varios modelos dependiendo de las particularidades de nuestros campos.

También necesitaremos complementos como sembradoras, cosechadoras o una enfardadora. Claro que todo dependerá de a qué rubro nos dedicaremos y si pensamos en cultivos, dependerá de cuál sea el elegido.

Por último, debemos comprar materiales y herramientas para que los trabajadores cuenten con buenas condiciones para llevar adelante sus tareas diarias. Este punto es uno de los más importantes, hay que tener muy en cuenta la salud y el bienestar de nuestros empleados.

La seguridad debe ser lo primero

Si una herramienta o maquinaria se rompe, puede enviarse al taller o, en última instancia, desecharla y adquirir una nueva. Será una pérdida de dinero, pero no pasará a mayores. Al hablar de personas, no podemos tomarnos su trabajo tan a la ligera.

Creemos una obviedad hablar de la importancia de preservar la seguridad, pero no por eso, dejaremos de hacerlo. Comprar elementos y herramientas de calidad, será una tranquilidad, será más difícil que presenten fallas que puedan poner en riesgo la vida del equipo.

Por otro lado, teniendo en cuenta las horas de trabajo, muchas veces es conveniente que duerman en el lugar. Podremos comprar una casilla rural usada o nueva. Hay opciones muy buenas y sus valores varían dependiendo de sus prestaciones.

Estas especies de casa rodante, pueden ser trasladadas de un lado a otro, arrastradas por un tractor o cualquier otro vehículo. Cuentan con camas, lugares para cocinar, bauleras para guardar las herramientas y baños con agua caliente y fría.

Al investigar un poco, podemos ver un montón de modelos. Recomendamos que cuenten con aire acondicionado y un espacio cómodo para dormir. Y, si el monto no nos convence, o no creemos necesario contar con una en todo momento, podemos encontrar alguna en alquiler.

Dime tu rubro y te diré que comprar

Como ya mencionamos, dependiendo de cuál es la especialidad del campo, siembra del momento o ganado, los insumos que necesitaremos van a variar considerablemente. Puede que todos usemos una misma herramienta, como un tractor, pero sus funcionalidades, definitivamente serán diferentes.

Si trabajamos con cultivos, necesitaremos si o si adquirir una sembradora y una cosechadora. Tendremos que contar con herramientas para fumigar y regar como una pulverizadora. Puede ser una buena opción, contratar un avión agrícola.

También, será bueno que adquiramos una tolva. Nos permitirá almacenar nuestros cultivos e ir fraccionándolos a medida que necesitemos. Este insumo tiene forma de embudo, y servirá para guardar granos o líquido. Cuando lo necesitemos, solo deberemos abrir su boca inferior para que salga y cerrarlo cuando terminemos.

Si trabajamos con ganado, necesitaremos comprar una enfardadora, va a facilitarnos la vida. Su uso es simple, recogerá el heno, la paja, avena, etc. y lo comprimirá en los típicos fardos que estamos acostumbrados a ver.

La lista de opciones es interminable. Embolsadoras, fertilizadoras, picadoras de forraje, rolos, desmalezadoras, etc. Si no estamos seguros de que necesitamos, podemos preguntarles a especialistas, seguro nos asesorarán para que compremos algo de calidad y que a la larga nos agilice mucho el trabajo.

Recordemos que, a veces, es mejor gastar un poco más y asegurarnos una adquisición duradera y útil. Una falla puede ser fatal y traer muchos dolores de cabeza. En el mejor de los casos, arruinará el suelo de nuestro campo, en el peor, puede producir una fatalidad.

No olvidemos que son maquinarias con mucha potencia y mucho peso, no es algo a tomar a la ligera. No hace falta que adquiramos algo nuevo, hay opciones usadas que valen mucho la pena.

Analicemos nuestras necesidades y animémonos a comprar materiales de calidad. Nuestro campo, empleados y nuestro bolsillo, a la larga, van a agradecerlo. Si lo que vamos a hacer es una renovación, rápidamente notaremos el cambio. Si vamos a comprarlo por primera vez, seguro lamentaremos no haberlo hecho antes.

 

Comentarios