Desde el Concejo Deliberante repudian la presencia de Insfrán en la Casa Rosada 

La concejala de la UCR, Marianela Romero, presentó un proyecto de resolución para repudiar la presencia en el acto celebrado el pasado 8 de marzo, en la Casa Rosada con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer del gobernador de Formosa.

Por Redacción

sábado 13 de marzo, 2021

La concejala de la UCR, Marianela Romero, presentó un proyecto de resolución para que el Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon manifieste su repudio a la presencia en el acto celebrado el pasado 8 de marzo, en la Casa Rosada con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer del Gobernador Gildo Insfrán, con motivo de “los severos actos de represión y violencia institucional suscitados en la Provincia de Formosa en los últimos días”.

“Entre los diferentes hechos ocurridos, cabe destacar la detención en el mes de enero, de las concejalas Gabriela Neme y Celeste Ruíz Díaz mientras se encontraban manifestando y reclamando pacíficamente por la situación de personas obligadas aislamiento sin justificación alguna, tras haber denunciado al Gobernador Insfrán y al ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo provincial, Jorge Abel González”, explicó la edil radical.

En ese sentido, remarcó que “los hechos de violencia se reiteraron en los últimos días mediante una atroz represión ejercida por la policía provincial, a través del uso de gases lacrimógenos y balas de goma, contra manifestantes pacíficos que reclamaban frente a la Gobernación de Formosa, la que terminó numerosos heridos y con la detención de 92 personas, 13 de ellas menores de edad”.

“Entre las victimas se encuentra la Concejala Gabriela Neme, que había sido detenida en enero, quien fue violentamente golpeada por la policía local y recibió al menos seis balas de goma en el cuerpo, necesitando asistencia médica. Todos estos hechos ocurridos en la provincia del norte hacen que, no solo la presencia del Gobernador en el acto en Casa Rodada resulte inaudita, sino también la forma en que fue ‘afectuosamente’ saludado por el Presidente de la Nación, en un gesto que solo puede interpretarse como una negación de los terribles hechos suscitados en su provincia”, añadió.

Además, sostuvo que “todo ello debe entenderse como una falta de consideración y respeto por parte de la Presidencia y del resto de las autoridades nacionales a las víctimas de los hechos de violencia ocurridos”.

“Asimismo, parece una ‘ironía’ y una falta de respeto que el mandatario provincial suscriba un ‘Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género’, cuando en su provincia los hechos de violencia institucional, son constates y sistemáticos y en muchos casos dirigidos específicamente a mujeres”, consideró.

“Por otro lado, también resulta repudiable el hecho de que el Gobierno Nacional, luego de las innumerables críticas recibidas, justificara la presencia del mandatario provincial, haciendo caso omiso a las graves violaciones de derechos humanos que ocurren en la provincia. Resulta relevante que quienes ejercemos cargos públicos tomemos conciencia de la gravedad de los hechos ocurridos y obremos en consecuencia, evitando dar señales de apoyo y aprobación a quienes resultan responsables ejercer violencia de género y violar derechos humanos, tal como ocurre en el caso de la Provincia de Formosa con su Gobernador”, finalizó Romero.

Comentarios