Primera "rebelión" en Mar del Plata contra las restricciones: "Queremos trabajar", pidieron trabajadores de Bingos

A las 00.01 de este viernes, con el cierre de las salas en Mar del Plata, los trabajadores organizaron una genuina protesta en las puertas de una de las bocas que la empresa tiene en la ciudad. "Se cumplió con todo lo que pidieron, déjennos trabajar por favor" pidieron en la protesta.

Por Redacción

viernes 9 de abril, 2021

El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó que en la provincia de Buenos Aires "se va a acatar al pie de la letra" las medidas anunciadas este miércoles por el presidente Alberto Fernández para combatir la segunda ola de coronavirus, y agregó la medida de cierre de comercios en general.

"No es una ola, es un tsunami", dijo el mandatario bonaerense al referirse a la situación sanitaria en territorio provincial y advirtió sobre la "impresionante velocidad de crecimiento" de casos de coronavirus en los últimos días.

En Mar del Plata, tras este anuncio, los referentes de los comercios se manifestaron en contra de la decisión, sobre todo aquellos que se ven afectados por el cierre de los comercios desde la medianoche.

Uno de esos sectores alcanzados en las medidas adoptadas por los gobiernos Nacional y Provincial, son las salas de Bingos y en Mar del Plata, son muchas las familias que dependen de ese trabajo. Hay 4 salas en la ciudad.

Anoche, con el cierre de las puertas hasta un nuevo aviso, los empleados tomaron una iniciativa que se convirtió, acaso, en la primera "rebelión" de los comercios de la ciudad. A las 00.01 de este viernes, frente a la emblemática sala ubicada en avenida Independencia al 1600 empleados y familiares ganaron la calle y con una ruidosa acción de aplaudir se hicieron sentir.

"Queremos trabajar, venimos muy golpeados", dijeron en el lugar. "Se cumplieron los protocolos dentro de las salas, se tomó temperatura, se les pedía a los apostadores datos del DNI, se cargaban en una base de datos, se sanitizaban las máquinas constantemente con productos, hubo separación y no se habilitó la zona de cartones. Se cumplió y no hubo empleados complicados. Esto nació de nosotros mismos, nadie más y queremos volver a trabajar", manifestaron algunos de los empleados en medio de la protesta.

Se calcula que aproximadamente 100 familias trabajan en las distintas salas en Mar del Plata. Y además da empleo indirecto a otras tantas.

Comentarios