Preocupa la falta de barandas en las escalinatas del complejo Playa Grande

La Coalición Cívica pidió que se realicen las modificaciones necesarias para el colocado de barandas en las escalinatas de Playa Grande , a los fines de “evitar eventuales accidentes”.

Por Redacción

sábado 1 de mayo, 2021

La concejala de la Coalición Cívica, Liliana Gonzalorena, presentó un proyecto de comunicación por el cual se le reclama al Ejecutivo local a que inste al Consorcio de Playa Grande para que se realicen las modificaciones necesarias para el colocado de barandas en las escalinatas de Playa Grande, a los fines de “evitar eventuales accidentes de residentes del Partido de General Pueyrredon y visitantes”.

En el expediente, al cual El Marplatense tuvo acceso, la edil de Elisa Carrió denunció “los inconvenientes que ocasiona la ausencia de barandas en las escalinatas de Playa Grande, para personas mayores, personas con discapacidad en especial y para el visitante en general, en cuanto a la falta de protección y accesibilidad de la zona en cuestión”.

En ese sentido, reclamó "evitar accidentes a través de la prevención es una forma de evitar daños físicos, psicológicos y económicos, a cualquier persona humana, máxime a personas que pueden perder la posibilidad del disfrute pleno a la hora de jubilarse, y disponer de su tiempo para ello, si pasa por una caída, o quebradura, lesión que podría perjudicar su salud para el resto de sus días”.

Y destacó que “Mar del Plata no debe ser una postal, sino por el contrario las personas tienen el derecho de disfrutarla con las seguridades que el Estado debe brindarles a tales efectos. La zona de Playa Grande es un sector privilegiado y elegido por residentes y turistas a la hora de caminar por la costa e interactuar con el paisaje”.

Además, la concejala alertó que “la ausencia de barandas o elementos de prevención pueden devenir en caídas evitables, sea de personas mayores, como asimismo personas gestantes y/o de niños, niñas o adolescentes y en general que cualquier persona humana”.

“Prevenir accidentes instaurando medidas de seguridad, como unas simples barandas sería una herramienta de protección especialmente para las personas mayores, personas con discapacidades y a su vez un ahorro para la economía municipal en cuanto a eventuales causas de daños y perjuicios. Debe ser tomado como una inversión, y diseñado por idóneos en la temática para que se mimetice con el paisaje costero, sin dañar el patrimonio arquitectónico”, aseguró.

Quienes tienen a su cargo el sector, serían las Instituciones o empresas indicadas para realizar la inversión en medidas seguridad física de los ciudadanos”, sentenció.

Comentarios